“En Santa Fe sabemos que la agricultura es más que producir alimentos, porque integra y desarrolla”

En el Día del Agricultor, el ministro de la Producción y candidato a diputado nacional del Frente Progresista, Cívico y Social presentó el Registro Único de Productores Primarios. Se trata de una herramienta inédita en el país porque informa sobre la cantidad de productores que hay y a qué se dedican, lo que facilita el diseño de políticas públicas y asistencia crediticia.

En el marco del Día del Agricultor, Luis Contigiani valoró el esfuerzo de aquellos que se dedican a dicha actividad y los invitó a innovar en la producción de alimentos. El candidato a diputado nacional del Frente Progresista participó de la presentación del primer informe del Registro Único de Productores Primarios (RUPP), en un acto desarrollado en la sede de Gobierno de la ciudad de Rosario.

La actividad estuvo presidida por el gobernador Miguel Lifschitz y participaron autoridades provinciales, legisladores y organizaciones agrícolas. El actual ministro de la Producción fue el impulsor del RUPP, que contiene información clave sobre la cantidad de productores que hay y a qué se dedican, lo cual constituye una herramienta para definir políticas públicas y asistencia crediticia.

“Le debemos mucho a los agricultores santafesinos, por eso nuestro interés como provincia de jerarquizarlos, de apostar por ustedes, de estar cerca de ustedes. Lo hemos hecho con nuestras políticas de cadena de valor, de financiamiento, nos pusimos al hombro la emergencia, luchamos por ustedes y hoy trajimos este registro que nos aportará datos objetivos para diagnósticos certeros”, evaluó.

 En ese contexto, Contigiani resalto la importancia que tuvo la inmigración del siglo XIX en la provincia para que hoy se festeje del Día del Agricultor. “Esto comenzó en 1856, en Esperanza, cuando se entregaron los primeros lotes, las primeras concesiones de tierra a inmigrantes belgas, alemanes, suizos. Ellos fueron la semilla de nuestra agricultura”, indico.

“La primera colonia agrícola del país fue en suelo santafesino y este movimiento no se detuvo nunca más hasta el presente. Aquellos inmigrantes tenían un sueño colectivo: escapaban de la guerra y del hambre, y querían producir alimentos en Argentina, desarrollar sus familias y empezaron a transitar un nuevo paradigma productivo, que dejó atrás la producción lanar y de cueros”, explicó.

“Pero no solo contribuyeron en el modelo agrícola, sino también le dieron identidad a los pueblos y ciudades de toda la provincia. Hubo una expansión de la cultura, del arte, de la innovación, de movimientos rurales, cooperativos y mutualistas, y que en Santa Fe además tuvo un hito histórico al producirse el Grito de Alcorta”, dijo el postulante a una banca en el Congreso de la Nación.

También recalcó que aquella nueva agricultura generó necesidades específicas para que los colonos pudieran trabajar la tierra, y por eso Santa Fe también se convirtió en la cuna de la maquinaria agrícola. “Esos inmigrantes venían de una tradición de parcelas muy chicas y con la subdivisión de los lotes en la Argentina se encontraron con 12, 20 hasta 33 hectáreas cada uno”, explicó.

“Las máquinas que ellos traían en sus cabezas -continuó- no servían para sembrar, para trabajar la agricultura de estos espacios más grandes y aquellos chacareros con sexto grado empezaron a pensar en una maquinaria agrícola que debía resolver los problemas del espacio rural santafesino, por esa razón Santa Fe es cuna de la maquinaria agrícola, por una necesidad histórica”.

“Ese gran movimiento todavía no se detiene, porque hoy podemos hablar de la agricultura de precisión, de la siembra directa, de la revolución tecnológica en la maquinaria agrícola, de la revolución de los alimentos. Todo eso expresa el Día del Agricultor, lo tenemos en Santa Fe, y somos una de las principales provincias productoras y exportadoras de alimentos”, manifestó Luis Contigiani.

 Asimismo, dijo que los “desafíos para los próximos tiempos es volver a los orígenes. No en términos tecnológicos porque estamos innovando, me refiero a la cuestión humana: volver a centrar la agricultura en el hombre, en el corazón y el espíritu de aquellos inmigrantes que con mucho sacrificio, con mucho esfuerzo, lograron forjar una provincia diferente”, indicó el ministro de la Producción.

En ese contexto, consideró central “volver a congeniar, a articular una agricultura que desarrolle a nuestros pueblos, a las regiones”. Incluso, dijo que la mayor contribución del sector es pensar en que tiene la responsabilidad de producir alimentos “para toda la humanidad y no solo para nosotros mismos”, porque “la tierra es un bien dado donde que no hay derechos absolutos”.

“Con esos conceptos de la tierra, de la integración y del desarrollo, hay que volver a centrar la agricultura en el hombre, en las regiones, en los territorios. Quiero felicitar por la pasión de sembrar, por la pasión de seguir apostando a Santa Fe y por la pasión de una agricultura que sigue siendo la actividad más cercana a la vida”, concluyó el dirigente del Frente Progresista, Cívico y Social.