Allanan territorio mapuche en busca de pistas de Maldonado

El juez Otranto dispuso el ingreso de los efectivos a Pu Lof para buscar rastros del joven desaparecido. Participan 300 uniformados, helicópteros, drones y grupos especiales. El magistrado reiteró su teoría de que Santiago “pudo haberse ahogado”

El juez Guido Otranto, junto a unos 300 efectivos de distintas fuerzas, encabezaba un megaoperativo en territorio mapuche para intentar dar con pistas firmes sobre la desaparición de Santiago Maldonado, que falta desde el 1 de agosto pasado. El propósito del magistrado es allanar el Pu Lof en Resistencia de la comunidad mapuche. Por otra parte, en una entrevista cedida a La Nación el juez Otranto reiteró su teoría de que el joven artesano “pudo haberse ahogado”.

La orden judicial, reservada y firmada el 12 de septiembre en el marco de la causa de habeas corpus, tiene por objetivo ocupar y rastrillar la totalidad del predio para “buscar rastros de Santiago Maldonado esclarecer las circunstancias de su desaparición”. Advierten que el operativo puede durar “varios días”.

Las tropas de elite se asentarán “el tiempo que sea necesario” en el territorio para cumplir con la medida judicial. La orden es rastrillar en forma exhaustiva el interior del cauce del río Chubut y todo el espacio territorial ocupado por los indígenas, vinculados a Resistencia Ancestral Mapuche (RAM).

Tres helicópteros, drones y efectivos del GEOF y del GE 1 (Policía Federal), de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y del grupo Albatros (Prefectura) participarán del operativo.

El despliegue también incluirá buzos tácticos de la Prefectura y de la Policía Federal; unidades de Infantería, de Caballería y grupos especial de acampe con vehículos todoterreno. Al operativo de búsqueda se sumarán 16 canes entrenados en seguimiento de rastros cadavéricos y de personas.

En la intervención sólo los grupos especiales GEOF y GE1 podrán llevar armamento. Los demás efectivos irán desarmados con equipamiento antitumulto. Se les prohibió además a todos los efectivos portar celulares.

El juez requiere además “el ingreso a cada una de las viviendas ubicadas en el predio” a fin de determinar si han quedado en el lugar pertenencias de Santiago Maldonado. Menciona especialmente el instrumental que utilizaba el joven para realizar tatuajes: un horno de esterilización, una máquina tatuadora de bronce y una cámara digital Canon con la que registraba sus trabajos. Exige que se busque también su mochila negra con franjas verdes, de tamaño mediano, y su campera negra.

El juez que tiene a su cargo la causa por la desaparición de Santiago Maldonado, Guido Otranto, consideró que “hay partes que están más interesadas en cuestionar la investigación que en colaborar” con ella, advirtió que “la utilización política en este caso fue clarísima” y renovó su hipótesis respecto a que el joven artesano pudo haberse ahogado en el río Chubut.