Berzano: «No se pudo probar el peligro de fuga»