Te puede pasar: prendas que usás a diario y no estás lavando bien

Ropa interior, toallas, sábanas y pantalones merecen un tratamiento particular para evitar que las bacterias se alojen en ellas. También la almohada

Lavar la ropa es una de las tareas semanales obligatorias, si es que tenés lavarropas en casa y querés que la ropa luzca limpia, claro. Si estás en este grupo, conviene que sepas algunas características de eso que metés en el lavarropas para “optimizar” el trabajo.

En el caso de de la ropa interior, en Good Housekeeping cuentan que tiene que hacerse con un detergente suave y a diario. En prendas íntimas determinadas, como los corpiño, basta con una vez a la semana. Y para secarlos, mejor al aire libre.

En el caso de pantalones, la web recomienda lavarlos con cada uso (¿qué?).

Con la toalla es otro el tema. Según reproduce el portal 20Minutos, el microbiólogo de la Universidad de Arizona Charles Gerba y su equipo “encontraron que el 90 por ciento de las toallas de baño albergan bacterias coliformes (indicadores de la contaminación del agua y de los alimentos) y el 14 por ciento, E. coli.

“Después de dos días, si se seca la cara con la toalla de manos, probablemente se esté llevando más E. coli a la cara que si metiera la cabeza directamente en agua del inodoro”, aseguran los especialistas.

Es más, un estudio de la Universidad de Londres establece que no solo el uso sino también la estancia de la toalla en el baño contribuyen a que acumule gran cantidad de bacterias.

¿Y qué pasa con las sábanas? La recomendación es que la ropa de cama se lave cada semana con agua caliente, siendo recomendable que esté a alta temperatura.

La presencia de patógenos procede de nuestra piel (una pequeña parte de la que se desprende a diario queda en las sábanas) En tanto que se recomienda lavar la almohada una vez cada seis meses