El Gobierno prometió que “el conteo de votos de estas elecciones va a ser más rápido que en las PASO”

Lo afirmó Adrián Pérez, secretario de Asuntos Politicos e Institucionales del ministerio del Interior. Además, se prometió total transparencia y se desestimó las sospechas de Unidad Ciudadana sobre posibles irregularidas en el recuento de los comicios del domingo

Todavía está latente lo sucedido en las PASO de las elecciones legislativas de agosto. Aquella noche en la que pareció haber celebraciones anticipadas por los resultados de la provincia de Buenos Aires y cuando hubo que esperar semanas para conocer los datos definitivos. Por eso, desde las autoridades electorales se aseguró la transparencia para los comicios del domingo y se prometió que el recuento de votos será más rápido que en las últimas elecciones.

Adrián Pérez, responsable de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, brindó los detalles sobre el proceso de fiscalización de los votos y auguró avances en el sistema de recuento.

“Está garantizada la transparencia de los comicios. No hay ningún problema con eso. Es un proceso electoral absolutamente confiable”, advirtió el funcionario a Radio La Red, después de que desde Unidad Ciudadana se deslizaran sospechas sobre la fiabilidad de los resultados.

De acuerdo a la versión publicada en algunos medios, Cristina Kirchner les pidió la semana pasada a los intendentes bonaerenses que abrieran las urnas de sus distritos para chequear los resultados voto por voto.

“La realidad es que más allá de la denuncia mediática de Unidad Ciudadana, no existió ninguna denuncia ante la Justicia por alguna irregularidad en el Congreso”, advirtió Pérez.

En tanto, el funcionario aseguró que para las próximas elecciones se desplegará un ambicioso plan de seguridad para asegurar las urnas. El llamado “comando electoral” estará integrado por unos 106 mil hombres, repartidos entre efectivos de las Fuerzas Armadas, Gendarmería, Prefectura y la Policía Federal.

Otro de los puntos en cuestión será el de la velocidad de los resultados. Lo ocurrido en las PASO de agosto, cuando desde el búnker de Cambiemos pareció festejarse haber recibido la mayor cantidad de votos en toda la provincia de Buenos Aires y después se corroboró que la más votada había sido Cristina, pareció sentar un precedente que nadie quiere repetir.

“Esta vez va a ser todo más rápido que las elecciones anteriores porque hemos mejorado un poco el sistema. Hemos puesto más centros de transmisión, que son los que escanean los telegramas para llevar las imágenes al correo. También porque hay menos listas que en las PASO”, advirtió Pérez.

Así y todo, el representante de la cartera del Ministerio del Interior, volvió a criticar con dureza el sistema electoral actual en la Argentina: “Creo que tenemos un sistema que hay que cambiarlo. Nosotros tenemos mucha tardanza para ver los resultados porque hay transporte físico de los telegramas. Es un sistema absolutamente arcaico. Esperemos que en la próxima elección podamos recapacitar todos y hacer las cosas como corresponden”.