Facebook encabeza las aplicaciones que más batería y datos móviles consumen

Una investigación señala que la red social Facebook es una de las aplicaciones que más recursos gastan en los teléfonos con Android ya que es la que más internet consume cuando no está en uso y la que más almacenamiento ocupa. Además, figura entre las 10 que más batería requieren aunque no esté siendo utilizada.

Facebook ocupa un lugar destacado entre las aplicaciones que más recursos gastan en los teléfonos con Android ya que es la que más tráfico de datos genera en segundo plano -o sea que más internet consume cuando no está en uso-, la que más almacenamiento ocupa (también en segundo plano) y figura entre las 10 que más batería consumen aunque no esté siendo utilizada, de acuerdo con una investigación.

“No hay sorpresas con Facebook y su app de mensajería Messenger”, sentenció la empresa de seguridad informática Avast en su último “Informe global de Desempeño y Tendencias de Android”, ya que junto con Google Maps, WhatsApp -también propiedad de Facebook- y el servicio de mensajería chino WeChat, la red social sigue en los primeros puestos del ranking de las aplicaciones que más batería gastan.

Los resultados -correspondientes al primer trimestre de 2017- surgen del informe elaborado por Avast en base al análisis de datos de tres millones de usuarios de Android de todo el mundo, en el que se analizan entre otras cosas el rendimiento de los equipos, la duración de la batería, el almacenamiento y el tráfico que consumen.

Además de Facebook, Google Maps, WhatsApp y WeChat, las aplicaciones que consumen con mayor rapidez la vida de la batería al momento del encendido del teléfono (es decir, que lo hacen de forma automática) son las preinstaladas de Samsung, como “Security Updates”, que ofrece un sistema de seguridad contra malware, y “All Share”, para compartir imágenes entre dispositivos.

En tanto, Spotify, Netflix, Snapchat, Clean Master y Outlook destacan en los primeros lugares de la lista de las aplicaciones que más batería consumen pero al momento de ser usadas por los usuarios, lo que “no constituye una sorpresa” -según el estudio- porque necesitan más recursos que un navegador o una app de correo.

Esa lista también está encabezada por una aplicación de Samsung, el editor de video Watch On, que utiliza muchos recursos gráficos (GPU) y de procesamiento (CPU) del teléfono para editar y agregar efectos a las piezas audiovisuales.

En el ranking de las que más tráfico de datos generan en segundo plano, al primer puesto ocupado por Facebook le sigue una aplicación propiedad de la misma empresa, Instagram.

Se ubican a continuación Yahoo! Japón, The Weather Channel (un canal que ofrece información meteorológica en función de la ubicación actual, el estado del tiempo y la hora), WhatsApp, Google Chrome y Google Play, entre otras.

Esta lista tiene la particularidad de que se trata de datos (internet móvil) que se consumen aunque las apps “no se estén usando activamente”, precisa el informe, que explica que estas aplicaciones se pueden desactivar o eliminar de los procesos en segundo plano para optimizar el uso del plan de datos cuando no se está conectado a una red Wifi.

La posición destacada de Facebook en estos rankings muestra una continuidad con la versión de este informe publicada a finales de 2016, en donde la app de la red social creada por Mark Zuckerberg era cuestionada por la voracidad con los que gasta los recursos del smartphone.

Del otro lado, el reporte ubica entre las aplicaciones que ingresaron por primera vez a estos rankings a Google Docs, una app de edición de texto que ocupa el segundo puesto entre las que más recursos consumen en el teléfono.

“Nuestras pruebas descubrieron que esta aplicación impactó en la batería mucho más que cuando el usuario accede con frecuencia a Google Drive”, señaló Avast.

El consumo de los juegos

En el caso del sector de los juegos, pruebas realizadas en un dispositivo Samsung Galaxy S6 revelaron que la aplicación Piano Tiles 2 logró acabar con la batería en menos de tres horas y media de uso constante.

En líneas generales, a la hora de ponerle un tope al consumo de recursos el informe recomienda limitar las notificaciones de algunos servicios y reducir las características que se ejecutan en segundo plano, los intervalos de actualización y el uso de la ubicación.

Asimismo, sugiere liberar espacio, borrar archivos temporales con algún programa de optimización de equipos, y desactivar las transferencias de datos en segundo plano o cualquier lectura sin conexión de las aplicaciones si el usuario no desea que generen tráfico móvil.

También es recomendable desactivar los servicios de Wifi, Bluetooth y GPS cuando no están siendo usados; bajar el brillo del dispositivo, ya que la pantalla puede llegar a suponer un 80% del consumo energético total, y deshacerse de las aplicaciones que merman el rendimiento.