Encuentran un cuerpo en el río Chubut y buscan determinar si es el de Maldonado

Ocurrió a 300 metros torrente arriba desde el epicentro del conflicto con Gendarmería que se desarrolló el 1º de agosto pasado.

Tras un nuevo rastrillaje. El cuerpo fue hallado enredado en raíces y ramas de sauce, en una hondonada del curso de agua, por buzos tácticos de Prefectura y canes de la División Cinotecnia.

En el marco de la investigación de la desaparición de Santiago Maldonado, efectivos de la Policía Federal y de Prefectura hallaron ayer un cuerpo en el río Chubut, en una zona cercana a la comunidad mapuche Pu Lof, y la Justicia procura identificarlo. Anoche, la fiscalía federal de Esquel emitió un comunicado en el que indicó que “todavía no se tiene conocimiento cierto de la identidad sobre los restos encontrados”, al tiempo que precisó que la familia del joven artesano permanecía en el lugar.

No obstante, la fiscal federal de Esquel, Silvina Avila, en breves declaraciones periodísticas, afirmó: “Es un cuerpo masculino, por la ropa podría ser la que fue descripta, celeste o azulado, de la que hablaron algunos testigos. Es un impacto muy fuerte y triste si se trata de Maldonado”.

El juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, ordenó un tercer rastrillaje en la zona donde fue visto por última vez Maldonado el 1º de agosto pasado y durante ese operativo fue encontrado un cadáver, “300 metros río arriba del epicentro del conflicto”, según detallaron en la fiscalía de Esquel.

Poco después del mediodía, partieron rumbo a Esquel a bordo de un avión oficial el secretario de Derechos Humanos nacional, Claudio Avruj, y funcionarios de los Ministerios de Justicia y de Seguridad, además de un perito de parte de la familia del artesano.

Efectivos de la Policía Federal con sede en Esquel, la fiscal del caso, Silvina Avila, familiares de Santiago y dos integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense (Eaaf) también se dirigieron a la zona del hallazgo.

La confirmación de la identidad del cuerpo hallado en el río se tendría en el transcurso de la jornada de hoy ya que, según deslizaron fuentes judiciales, recién sobre las 22 el cadáver fue retirado del agua y llevado a la morgue judicial de Esquel.

El primer funcionario nacional en recibir la noticia fue el ministro de Justicia, Germán Garavano, quien fue notificado por un abogado de la familia Maldonado.

De inmediato, Garavano determinó que un perito que representa a los familiares del tatuador, Alejandro Inchaurregui, viajara al sur en un avión de Presidencia.

Por su parte, la fiscalía indicó oficialmente que hasta anoche todavía no tenía “conocimiento cierto” de la identidad del cuerpo, aunque precisó que el personal del Eaaf había sido convocado para “levantar todos los rastros y preservar las pruebas” en el lugar.

“Aún no se tiene conocimiento cierto de la identidad de los restos encontrados, en tanto se está a la espera del Equipo Argentino de Antropología Forense a los fines de que sean levantados todos los rastros por el personal que lo integra, en procura de la preservación de los elementos de prueba”, indicaron.

En ese sentido, la fiscalía precisó que en el lugar se encuentran los “familiares de Maldonado e integrantes de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), junto a personal del Juzgado Federal”.

En el documento difundido anoche, la fiscalía señaló también que el cuerpo fue “hallado en horas del mediodía, aproximadamente a 300 metros río arriba desde el epicentro del conflicto que se desarrolló el 1º de agosto de 2017”.

“La noticia que tenemos es el hallazgo de un cuerpo”, sostuvo, por su parte, Avruj en declaraciones a la prensa al arribar a Chubut. Más tarde denunció que “un grupo de violentos” lo atacó con piedras y le impidió llegar al lugar del hecho (ver página 4).

Al respecto, el funcionario nacional sostuvo que tenía previsto encontrarse con el magistrado para “programar los pasos a seguir”, además de “acompañar a la familia”.

El cuerpo fue encontrado a sólo metros del predio donde se ubica la comunidad mapuche Pu Lof Cushamen, sumergido, con ropas oscuras y atrapado entre las ramas y raíces de un árbol.

El operativo ordenado por el juez comenzó a primera hora de la mañana con buzos tácticos y con la participación, por primera vez desde el inicio de la investigación, de ocho perros entrenados para seguir rastros humanos en el agua de los Bomberos Voluntarios.

Maldonado fue visto por última vez el 1º de agosto, durante un operativo de desalojo de la ruta nacional 40 a cargo de efectivos de Gendarmería.

Una vez que se identifique el cuerpo comenzará la autopsia para determinar las causas en que se produjo la muerte y la fecha.