Cómo evitar estafas por Internet

Los ladrones usan esquemas ingeniosos para defraudar a millones de personas por año. A menudo combinan la nueva tecnología con las viejas tretas para que la gente les envíe dinero o les dé información personal.

Bueno, quizás “estafado” es una palabra muy compleja, en Internet no puedes vivir con la idea de que serás estafado siempre, hay muchos buenos vendedores, otros muy tontos y los verdaderos estafadores. La mayor parte de las compras que han terminado en un completo desastre se debe a que no leemos correctamente lo que estamos comprando y el otro porcentaje es que no usamos la lógica y caemos en una estafa. Según Gananci, aprender a vender por medio de internet ayudará a tener  seguridad a la hora realizar una compra, ya que sabrás cómo se maneja todo el asunto.

Detecte a los impostores

Los estafadores suelen hacerse pasar por alguien que le inspira confianza, por ejemplo, un funcionario del gobierno, un familiar, una entidad de caridad o una compañía con la cual usted tiene una relación comercial. No envíe dinero ni dé su información personal en respuesta a un pedido inesperado,  ya sea que lo reciba por mensaje de texto, llamada de teléfono o email.

Consulta referencias

Una simple búsqueda en internet puede ayudarte a descubrir si la persona con la que harás negocios es confiable o no, si no es confiable existen sitios especializados donde podrás realizar tu consulta. Las redes sociales son otra efectiva herramienta para consultar referencias, vale la pena dedicar un poco de tiempo en la investigación pues esto puede marcar la diferencia entre ser estafado o no. Te mostramos cuáles son las redes sociales más usadas del mundo en Gananci, y así puedas realizar tus búsquedas más fácilmente.

No pague por adelantado a cambio de una promesa

Alguien podría pedirle que pague por adelantado por cosas tales como servicios de alivio de deudas, ofrecimientos de crédito y préstamo, asistencia para deudores hipotecarios o un empleo. Hasta podrían decirle que se ganó un premio, pero que primero tiene que pagar impuestos o cargos. Si los paga, probablemente se quedarán con su dinero y desaparecerán.

Borra tus tarjetas

Aunque sea un sitio seguro y de confianza, Internet está lleno de gente que siempre está buscando dinero fácil, nada peor que un sitio web que ha sido hackeado y la información fue robada, eso incluye tu nombre, número de tarjeta y demás datos delicados. En cuanto el cobro esté hecho ¡Borra tu tarjeta!

Tómese el tiempo de leer toda la información importante

Tanto si es su primera compra como si tiene experiencia en las transacciones online, preste atención especial a la descripción del producto, el precio y los costos por envíos. Verifique las políticas de devoluciones, cancelaciones y los tiempos de entrega del producto. Así podrá realizar devoluciones si el producto recibido no es el solicitado o tener material para reclamar en el caso de haber algún problema. Si usted compra y tiene inconvenientes, no podrá defenderse si no leyó previamente y con atención cuáles eran las condiciones.

No respondas a correos electrónicos de remitentes desconocidos

En nuestra bandeja de entrada siempre hay algunos mails en los que envían formularios online, o bien que nos pidan que hagamos clic en un enlace dudoso. Nunca lo hagas,  el siguiente paso es bloquear el mensaje, el remitente, y nunca descargar ningún archivo adjunto de este tipo de emails.

Revisa tu cuenta periódicamente

Es muy importante saber qué está pasando en tus ahorros y de esta manera ser rápido a la hora de detectar extracciones o cargos fraudulentos. Si te ocurre tendrás que avisar al banco lo antes posible y denunciar a la policía. No obstante, casi todos los bancos disponen de aplicaciones optimizadas para teléfonos, o incluso envíos gratuitos de SMS para confirmar ingresos o transferencias bancarias.

El navegador debe estar actualizado

Al entrar en sitios públicos no se deben guardar los datos ni permitir que alguien acceda a ellos, y cerrar la sesión antes de salir, por mucha prisa que se pueda tener.

Los puntos antes mencionados pueden o no aplicar dependiendo la tienda, empresa o persona con la que se esté haciendo negocios, sin embargo es importante tenerlos todos presentes por si en un futuro es necesario ponerlos en práctica.

Y aprender de los errores también puede ayudar, porque a veces es inevitable caer en alguna trampa en Internet y en la vida en general. Hay que aprender de ello y seguir adelante, sobrevivir a los tropiezos y saber reconocer lo que es bueno de lo que no.