«Cada vez es más difícil explicar por qué Vouilloz está libre»