4 trucos para eliminar la depresión de tu vida

Cuando estamos atravesando uno de los peores momentos de nuestra vida solemos rodearnos de pensamientos negativos o pesimistas.

Por lo tanto, el primer paso que debes dar para erradicar la depresión es modificar ese pensamiento por uno más positivo.

En este artículo te explicamos más acerca de esta enfermedad, las consecuencias que puede traer a tu vida y lo más interesante: ¿Cómo salir de ella? Te invitamos a seguir leyendo y a que seas una persona mucho más feliz.

¿Qué es?

La depresión es una enfermedad que año tras año ha venido aumentando progresivamente. La OMS (Organización Mundial de la Salud) cifra 400 millones aproximadamente de depresivos en el mundo.

Se puede decir que una persona sufre de depresión cuando siente una disminución en el interés y en su capacidad para sentir placer en todas (o casi todas) las actividades de su vida cotidiana.

Además de que su estado de ánimo es depresivo, lleno de tristeza, culpabilidad, apatía y sin energías; también puede presentar los siguientes síntomas:

-Pérdida o aumento de peso

-Insomnio o hipersomnia en gran parte del día

-Agitación o ralentización psicomotora (relación entre el conocimiento, emoción, movimiento y su capacidad para desarrollarse y relacionarse con todo lo que lo rodea)

-Fatiga o pérdida de energía

-Sentimiento de inutilidad

-Dificultad para concentrarse

-Pensamientos recurrentes de querer morir

Ahora bien, si te has sentido identificado con uno de los puntos anteriores es posible que te encuentres deprimido. Si por el contrario no lo estás, pero conoces a alguien que presenta esos síntomas podrías ayudarlo.

Para ambos casos, te daremos 4 trucos que puedes seguir para combatir y erradicar la depresión de tu vida para siempre. ¡Sigue leyendo!

  1. Aprende a relajarte

La relajación siempre es buena y ayuda a cambiar el pensamiento negativo.

Por ejemplo, podrías practicar la meditación o yoga; donde descansarás tu mente y tu cuerpo.

También podrías probar el desayunar con avena (tiene propiedades relajantes), respirar bien (inhalando y exhalando), dejar de hacer varias cosas a la vez y cuando las cosas no se den a tu manera, no te molestes.

Deja que la vida tome su propio curso, no te mortifiques por cosas que no puedes controlar.

  1. Mejora tu autoimagen

Lo normal es que una persona depresiva tenga una baja autoimagen, autoestima y poca eficacia. La autoimagen es la imagen que tienes de ti mismo, tanto por dentro como por fuera.

Si tu autoimagen es baja, generarás depresión, ansiedad y otros síntomas similares a los mencionados anteriormente.

A pesar de que la mejor manera para mejorar tu autoimagen sea aceptarte tal y como eres (incluyendo tus errores y tu cuerpo), el mejor método siempre será que te ames a ti mismo. Sin embargo, existen otros caminos que puedes considerar.

Por ejemplo: hacerte un cambio de look (cortar o pintar tu pelo), arreglar tus manos y pies en la peluquería, compra ropa que favorezca tu cuerpo y con la que te sientas atractiva, realizar actividades deportivas, etc.

  1. Conviértete en una persona positiva

Como ya lo debes saber, cuando eres una persona negativa, solo logras atraer aspectos negativos a tu vida. Si por el contrario, eres positiva verás como tu vida da un giro de 360 grados.

Para conseguir ser una persona positiva piensa en situaciones pasadas en las que has logrado tener éxito y repítete a ti mismo que si en el pasado lo hiciste y conseguiste triunfar, también podrás hacerlo ahora.

Para ser positivo practica ser agradecido con la vida, con las cosas que tienes (y no con las que no tienes), disfruta de las cosas simples y aleja de tu vida a personas negativas. Verás que serás mucho más feliz.

  1. Acepta la ayuda de tu entorno familiar y social

Seguramente, has pensado que al comentar tu situación con tu familia, pareja o amigos, éstos no entenderán o comenzarán a sentir lástima por ti.

Pues te equivocas. Las personas que realmente te quieren y aprecian, harán todo lo que esté a su alcance por ayudarte.

Si es necesario visita a un psicólogo; muchas personas cometen el error de pensar que los psicólogos son para “locos”, cuando la verdad es que están para escuchar tus problemas y ayudarte a resolverlos desde adentro.

No tengas en cuenta los comentarios que te hagan sentir mal y apóyate en quienes te quieren.

Es importante que sepas que puedes sentirte deprimido en tu hogar, con tu familia o incluso, en el trabajo. Los consejos que hemos preparado para ti los puedes aplicar en cualquiera de los casos mencionados anteriormente.

¡Pruébalos para que veas lo bien que puedes llegar a sentirte!