Alemania: hallan enterrada una gigantesca esvástica de hormigón

Tiene cuatro metros de largo por cuatro de ancho. La encontraron durante una excavación en una obra. Mirá lo que harán con ella.

Trabajos con excavadoras sacaron a la luz en un campo de deportes de Hamburgo (norte de Alemania) una enorme cruz gamada nazi de hormigón, de cuatro metros de largo por cuatro de ancho, que al parecer llevaba sepultada ahí varias décadas.

Las obras de construcción de cinco nuevos vestuarios en el estadio del club de fútbol Hein Kling del barrio de Billstedt, en el este de Hamburgo. revelaron el pasado viernes la presencia del enorme símbolo nazi, informó el diario Bild.

De acuerdo con ese medio, el operario que trabajaba en el lugar se topó de forma casual con la pieza, que estaba enterrada a unos 40 centímetros de profundidad.

La procedencia de la cruz gamada en un principio resultó desconocida, pero se suponía que podría haber formado parte de un gran monumento nazi que estuvo emplazado en ese lugar y que hace varias décadas fue demolido.

Más tarde se supo que la cruz sirvió de base para un monumento erigido por los nazis en el lugar. En antiguas fotos del club se puede ver un monumento de unos cinco metros de altura con un guerrero desnudo blandiendo una lanza.

Según Bild, un operario se topó con un objeto desconocido el pasado viernes, tras lo cual siguió excavando hasta que se formó ante sus ojos la cruz gamada.

Los responsables de patrimonio artístico de Hamburgo fueron informados del hallazgo y su propósito es sacarlo tan pronto como sea posible de ese lugar y proceder luego a su destrucción.

La cruz, símbolo por excelencia de la dictadura nacionalsocialista alemana, será destruida a la brevedad, dijo este miércoles un portavoz del ministerio de Cultura de Hamburgo.

Antes de ser destruida, la esvástica será inspeccionada por las autoridades, lo cual demandará algunos días, dijo el vocero.

Según el presidente del club, Joachim Schirmer, la cruz es tan grande y tan pesada que no pudo ser removida por la excavadora y deberá ser destruida con martillos neumáticos.