Un infierno: Reconquista es la ciudad más calurosa del país