Insisten con la reforma y el Congreso amaneció blindado

Alrededor de 1.000 efectivos de la Policía de la Ciudad estarán este lunes encargados de la seguridad de la zona del Congreso Nacional, donde los diputados tratarán la reforma previsional, tras los incidentes del jueves pasado. Por la brutal represión, el gobierno decidió desplazar a Patricia Bulrich del operativo.

Habrá más de 400 uniformados en tres cuadras a la redonda del Parlamento, mientras que el resto se repartirá en las adyacencias junto con el apoyo del personal de las comisarías 5ta. y 6ta. y más alejados de ese perímetro miembros de las dependencias 3era., 4ta. y 16ta.

Habrá un servicio “adelantado” que comenzará el lunes a las 7:00 y unos 60 efectivos del Departamento de Operaciones Urbanas serán distribuidos en los diferentes vallados.

En ese sentido, los vallados estarán ubicados en las siguientes esquinas: Entre Ríos y Alsina; Combate de los Pozos y Alsina; Sarandí y Alsina; Hipólito Yrigoyen y Sarandí; Avenida Rivadavia y Sarandí; Ayacucho y Bartolomé Mitre; Riobamba y Bartolomé Mitre; Callao y Bartolomé Mitre; y Bartolomé Mitre y Rodríguez Peña.

En tanto, a partir de las 11:00 arrancará el servicio principal, que se prolongará durante toda la tarde y la noche, horas después de que finalice la sesión.

El ingreso de los diputados será por la esquina de Riobamba y Bartolomé Mitre, donde habrá un control de Policía Federal, por medio de la División Seguridad Honorable Cámara de Diputados de la Nación.

Asimismo, habrá efectivos del Departamento de Operaciones Urbanas (DOU), de la Superintendencia de Investigaciones, de la Dirección de Orden Urbano, de la Guardia de Infantería, del Cuerpo de Policía Motorizada, División Canes, Bomberos, Emergencias Policiales, entre otras.

Habrá un cuerpo de agentes de tránsito del Gobierno porteño, que estará a cargo de los cortes, desvíos y neutralizaciones del tránsito vehicular, mientras que el SAME instalará una carpa sanitaria dentro de la zona que será vallada.

La Sala de situación de monitoreo comenzará desde temprano y en relación a eso habrá brigadas de video y también se utilizará un drone.

También habrá personal de brigadas de civil, aunque el mismo deberá vestir gorra y chalecos identificatorios, con equipo truncking, actas contravencionales, actas de detención, actas de secuestro y precintos.

Se dispondrán además 425 infantes y 10 unidades de canes con sus respectivos acompañantes.

Entre los grupos especiales habrá 15 unidades de contención (tres de ellas dentro de la zona de vallado), 6 de la Brigada de Rápida Intervención (BRI), 10 grupos de dispersión (5 de ellos dentro de la zona de vallado) y dos camiones hidrantes (uno dentro de la zona de vallado).