Abusó de sus nietas de 7 y 8 años. Fue condenado pero quedó libre

El caso que conmovió a Villa Ana llegó a un “juicio abreviado” y terminó con la condena a “tres años de prisión efectiva” para Jorge Ramón Ayala. Pero quedó en libertad. Los detalles.

Los hechos

En un día a la siesta, en el domicilio del imputado de calles Santa Fe y Uruguay de la localidad de Villa Ana, en el año 2013, estaba acostado con su nieta de 8 años y le coloca la mano de la niña en su miembro y luego metió sus dedos en la vagina de la criatura.

Ya en el año 2015, el mismo hombre estaba acostado con otra de sus nietas y comenzó a manosear su cola.

Los hechos fueron calificados como “abuso sexual simple, calificado por el vínculo” y la fiscalía pidió que sea condenado, en juicio abreviado, a la pena de tres años de cumplimiento efectivo.

Quedó el libertad

De acuerdo a la legislación vigente, todos los condenados a 3 años de prisión efectiva quedan en “libertad condicional” pasados los 8 meses. Este hombre ya llevaba más de 9 meses entre el tiempo que estuvo detenido en prisión efectiva y domiciliaria y por lo tanto ahora volvió a quedar en libertad.

No tiene restricciones pero no podrá cometer delito alguno hasta el 26 de marzo de 2.020, momento en que vence la pena impuesta por el poder judicial.

Acuerdo judicial

En la causa no hubo representación de las víctimas con la figura del querellante y por lo tanto el acuerdo judicial se celló entre el Fiscal Norberto Ríos y el abogado defensor del imputado, Dr. Sergio Alberto Olivera.

La Jueza Claudia Bressán avaló el acuerdo.