En 2017, Santa Fe fue la provincia con más donantes de órganos a nivel nacional

Fueron setenta y siete los familiares de fallecidos que posibilitaron la donación. Solo en diciembre hubo 12 casos en la provincia, que posibilitaron doce trasplantes de riñón, cinco de hígado y dos de corazón.

Con 77 casos, Santa Fe se convirtió durante 2017 en la provincia con mayor cantidad de donantes de órganos a nivel nacional, siendo diciembre un mes récord con nueve procesos de donación, lo que representa casi el 20 por ciento del país, puesto que en ese mismo mes en Argentina hubo 46 casos.

Esos nueve procesos de donación posibilitaron doce trasplantes de riñón, cinco de hígado y dos de corazón.

Así lo informó el Ministerio de Salud provincial, a través del Centro Único de Donación, Ablación e Implante de Órganos y Tejidos (Cudaio).

Seis de los nueve procesos que hubo en diciembre tuvieron lugar durante los fines de semana de Navidad y Año Nuevo. Al respecto, el director del Cudaio, Martín Cuestas, resaltó “el trabajo y profesionalismo del personal que intervino, tanto de los efectores, personal de traslados y asistencia en tránsito, como la guardia de coordinación operativa y laboratorio de Cudaio, en momentos en que la mayor parte de la población descansa y celebra junto a su familia”.

“Este compromiso ha permitido que alcancemos la marca histórica anual de 77 donantes de órganos y la tasa de 22,3 donantes por millón de habitantes. Y, junto con este incremento en el número de procesos, nos satisface mucho encontrarnos con expresiones genuinas y concretas de esa sociedad donante a la que aspiramos y por la que trabajamos desde hace años con distintos abordajes de difusión, capacitación y educación”, agregó Cuestas.

Un mensaje esperanzador

El 23 de diciembre pasado, la familia de un hombre de 48 años decidió donar sus órganos en el Sanatorio Parque de Rosario. La esposa del fallecido acompañó el proceso con un emotivo mensaje: “Tengo una gran tristeza y un vacío enorme pero, a su vez, sé que mi marido tenía una gran misión en esta vida, que era la de salvar tantas vidas. Me reconforta el alma, es una caricia al corazón”, expresó la mujer del donante.

Desde la puerta del sanatorio, el traslado de los órganos fue despedido con aplausos por parte de los presentes. Al respecto, Cuestas acotó que “los aplausos de esa familia donante fueron un verdadero acto simbólico de resignificación de la muerte a través de la donación”.

Posteriormente, en el nuevo Hospital Gutiérrez de Venado Tuerto se realizó otro proceso que comenzó el 24 de diciembre y terminó en la madrugada del día siguiente. El donante tenía 54 años e hizo posible cinco trasplantes: dos renales, dos de córneas y uno de hígado.

La directora del hospital, Cecilia Petrich, puntualizó que el proceso “se llevó a cabo en conjunto con el Cudaio, como ya lo hicimos anteriormente. Además, se habilitó el aeródromo para que un avión acelerara el traslado”.

Como síntesis, acotó que “la gente está teniendo más sensibilidad para donar. Nosotros tenemos que estar a la altura y preparados para dar nuestra mejor atención. Cuando la política pública es clara, los resultados se ven rápidamente”.

Los otros cuatro procesos de fin de año se realizaron dos en el Hospital de Emergencias “Clemente Alvarez” (HECA), uno en el Hospital Italiano y otro en el Sanatorio Los Alerces. Además, el resto de las donaciones de diciembre fueron en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria; Sanatorio Mayo, de Santa Fe; Hospital Ferré, de Rafaela; y HECA. Se suman, además, dos donaciones de tejidos en el hospital Cullen, de Santa Fe, y en el Provincial, de Rosario.