Al menos 17 muertos y 100 casas destruidas por una riada en el sur de California

La lluvia ha provocado deslaves en los montes arrasados por los incendios en diciembre y el barro ha destruido un bario entero en Santa Bárbara.

La advertencia estaba ahí, como una maldición. El ciclo destructor de los incendios en el sur de California no había terminado. La enorme cantidad de monte quemado en diciembre hacía que las previsibles lluvias del invierno fueran muy peligrosas. Las lluvias llegaron este lunes, y en la tarde del miércoles el balance es de al menos 17 muertos, más de una veintena de heridos en distintos deslaves, riadas y montañas de barro que se han llevado casas enteras por delante. Alrededor de una veintena de pesonas están desaparecidas.

La oficina del sheriff del condado de Santa Bárbara, al norte de Los Ángeles, informó pasadas las dos de la tarde del martes, hora local, de que al menos ocho personas han perdido la vida como consecuencia de una riada de barro y escombros que arrasó de madrugada un barrio de Montecito, una localidad turística de la costa. Los bomberos seguían por la tarde buscando personas en medio de un lodazal.

Al menos 28 personas han resultado heridas por la riada, que cayó sobre las casas a las 2:30 de la madrugada del martes. La zona no estaba dentro de las que habían recibido órdenes de evacuación obligatoria. Al menos medio centenar de personas han sido rescatadas por los bomberos y seis casas fueron “completamente barridas desde los cimientos”, dijo la portavoz del sheriff, Kelly Hoover, citada por la emisora KTLA. El miércoles se fue conociendo el alacance real de los daños. Más de 100 casas han sido destruidas en Montecito, donde la riada agarró a los vecinos durmiendo.

Montecito fue una de las localidades rodeadas por las llamas del bautizado como incendio Thomas, que arrasó durante más de 20 días una zona limítrofe entre los condados de Ventura y Santa Bárbara. El incendio (que oficialmente sigue activo) quemó 114.000 hectáreas y es el más grande de la historia de California desde que hay registros, hace un siglo. Las localidades que en diciembre se vieron amenazadas por ese y otros incendios son las de mayor alerta ante unas lluvias que están deshaciendo el monte sin vegetación que las frene.

Además de la zona del incendio Thomas, las autoridades están pendientes de posibles problemas en los alrededores más cercanos a Los Ángeles. Ha habido órdenes de evacuación de viviendas cercanas a las colinas arrasadas en los incendios de Sylmar y Tujunga, Bel Air y San Diego.

La lluvia provocó el martes también importantes problemas de tráfico. Una sección de la autopista 101 a la altura de Ventura tuvo que ser cortada tras quedar cubierta de barro y escombros. Un camión volcó por la lluvia en la autopista 5 a la altura de Los Feliz, dentro de Los Ángeles, y en el accidente murió una persona.

La estrella de televisión Ellen de Generes, que tiene una casa en Montecito, puso una foto en Twitter de la autopista enterrada diciendo: “Esto no es un río. Es la autopista 101 en mi barrio ahora mismo”.

Más Información