París esperaba el pico máximo del Sena

París se mantenía ayer en alerta ante la crecida del río Sena, que se esperaba que alcance su nivel máximo hoy a la madrugada -aunque lejos de su récord histórico-, antes de que empiecen a bajar las aguas muy lentamente.

El nivel de este río, que bordea museos tan famosos como el del Louvre y el de Orsay, además de monumentos y ministerios, está previsto que suba de 5,85 m a 5,95 m, lo que significa más de cuatro metros por encima de lo normal, indicó el organismo que monitorea estos fenómenos.

Sin embargo, este incremento del nivel del agua es menor que el alcanzado en junio de 2016 (6,10 m).