¿Manipularon los teléfonos de Juan Valdéz estando secuestrados?

La policía tiene secuestrados dos celulares del único imputado por la desaparición de Rosalía Jara. Reconquista.com.ar pudo acceder a una captura de pantalla del grupo familiar que tiene la familia del detenido. “Todo este tiempo estuvieron espiando lo que decíamos y manipularon el teléfono”, se quejaron desde el círculo íntimo.

Reconquista.com.ar pudo acceder a la captura de pantalla del grupo de WhatsApp de la familia de Juan Valdéz donde queda claro que estuvieron manipulando el teléfono del detenido.

La policía de investigaciones tiene secuestrado el teléfono que Juan Valdéz usaba hasta la desaparición de Rosalía Jara. Se trata del teléfono (03483) 15439170. Ese teléfono fue peritado y se supone que no debería tener actividad que modifique absolutamente nada de lo que hay en su interior. Pero todo indica que alguien lo estuvo ocupando o revisando. La torpeza podría poner en peligro una de las pruebas clave de la investigación.

Además también estuvieron manipulando, un día después, el otro teléfono de Valdéz. El que comenzó a usar luego de que le secuestraran el primero y hasta el momento de su detención donde secuestraron también este otro. 

Se trata del (03482) 15623389. Este teléfono es el que comenzó a usar Juan Valdéz cuando estaba siendo investigado por la justicia y sospechado en el pueblo y decidió radicarse en la ciudad de Reconquista, lugar donde finalmente lo detienen.

De acuerdo con la familia, que está dentro del grupo de WhatsApp donde también estaban estos dos números hasta estos días, “son los dos teléfonos de Juan que tienen secuestrados” y ahora sospechan que “todo este tiempo nos estuvieron espiando y encima manipularon el teléfono”.

Esta irregularidad pone en peligro una de las pruebas más importantes que hay en la investigación y ya los abogados defensores del imputado están analizando una presentación para tumbar todas las pericias realizadas sobre el aparato apoyados en que “si hicieron esto pueden haber hecho cualquier otra cosa”.

Sin dudas esta información, que se conoce en exclusiva en este medio, traerá enormes repercusiones en la causa.