La mala calidad del agua de Reconquista llegó a la Cámara de Diputados

El Diputado Leandro Busatto presentó dos pedidos de informes para que el gobierno de explicaciones sobre el problema que aún aqueja a los reconquistenses. Además solicitó que se reconozca económicamente a los beneficiarios.

El Diputado Provincial visitó la ciudad de Reconquista para la inauguración del ciclo lectivo de la Facultad de la Militancia, un espacio de formación política que encabeza el Diputado Nacional Agustín Rossi y que tuvo fuerte repercusión el año pasado.

Busatto se mostró “muy preocupado” por lo que está ocurriendo en la ciudad de Reconquista con la calidad del agua y comentó que “en la sesión del jueves pasado presentamos dos pedidos de informe y una comunicación para que la empresa ASSA condone o haga una rebaja del agua por el episodio de contaminación”.

“Encima este tema llega justo con el aumento del agua del 55% y que la empresa no asuma responsabilidades ante lo que ha ocurrido. Es inadmisible que los ciudadanos de la ciudad de Reconquista tengan un agua de tan mala calidad y deben ser resarcidos y haya un descuento proporcional y se hagan los controles de calidad de agua suficientes porque esto puede ser una cuestión transitoria pero también podría ser un problema sostenido en el tiempo”, remarcó.

Respecto del trabajo que hace el ENRESS en materia de control de calidad entiende que “debería tener un poco más de rigurosidad técnica y sancionatoria. Nosotros venimos viendo con preocupación que las Audiencias Públicas que se hacen sobre los aumentos sean solo formales y no haya vocación de cambiar las tarifas. Intentaremos también que el ENRESS tome las medidas necesarias y actúe realmente como organismo de control, que es la voluntad por la que fue creada”.

Congelamiento de tarifas

El diputado provincial Leandro Busatto (PJ) presentó en la Legislatura santafesina un proyecto de ley para declarar la Emergencia Tarifaria para el acceso a Servicios Públicos Esenciales en la provincia de Santa Fe.

El proyecto define como Servicios Públicos Esenciales al agua corriente y la electricidad y, con el objetivo de asegurar su acceso a todos los santafesinos, dispone la prohibición de aumentos en las tarifas por el término de 12 meses y establece que los montos de las mismas se retrotraigan a los valores de noviembre de 2017.

La Emergencia Tarifaria establece suspender los cortes de los servicios para desempleados, jubilados que perciban el haber mínimo, Asociaciones Civiles sin Fines de Lucro, PYMES, beneficiarios de programas sociales, personas con discapacidad, empleados de servicio doméstico e inscriptos en el monotributo social. Ante situaciones de cortes ya concretados, se establecen planes de pago en cuotas que no superen el 20% de la factura adeudada y se dispone la inmediata reconexión sin cargo para el usuario.

“Los aumentos dispuestos a partir de febrero están superando ampliamente a la inflación y mucho más a los acuerdos paritarios de los últimos dos años y las perspectivas para éste, están destruyendo el poder adquisitivo de la gente. Con esta medida excepcional pretendemos que no se siga depredando el salario de los trabajadores con aumentos tarifarios injustificados que los hacen inaccesibles para muchas familias santafesinas”, manifestó Busatto.

Más Información