Cirugía Estética: ¿Qué debemos tener en cuenta?

Ya sea una rinoplastia, una liposucción o aumentar el busto, los procedimientos estéticos se han vuelto cada vez más seguros y de fácil acceso a la población en general. Esto hace que sea muy importante estar bien informado antes de llevar a cabo cualquier cirugia estetica, ya que existen gran cantidad de cuestiones a considerar antes pasar por el quirófano. Es por eso que en esta oportunidad compartimos algunos consejos a tener en cuenta antes de realizarse algún “retoque”.

Pedir asesoría a nuestro médico de confianza

Siempre hay que realizar una visita al médico clínico habitual antes de buscar un cirujano plástico, sobre todo aquellos pacientes crónicos o que han tenido alguna operación previa. El profesional sabrá informar si hay algún impedimento o incluso podrá derivar a un cirujano de confianza. Esto último es muy importante, ya que contar con un médico que posea una excelente reputación asegura la calidad de la cirugía y da tranquilidad a la mente del paciente.

Lo barato sale caro

Es muy probable que en materia de cirugías un precio bajo sea tentador. Sin embargo, es recomendable tomar recaudos ya una operación de este tipo requiere de gastos para contar con el mejor material, las mejores instalaciones y los profesionales mejor preparados. Por eso, no siempre la oferta más económica es sinónimo de calidad y cuidado. De todos modos, hoy en día cualquier procedimiento quirúrgico puede financiarse, lo cual es un alivio si no se cuenta con el dinero para cancelar el monto total de la operación en un sólo pago. Lo importante del caso es saber encontrar el lugar que equilibre precio, calidad, atención y responsabilidad.
 
Paso previo: estudios clínicos

Antes de la cirugía, el equipo de médicos solicitará diferentes pruebas y análisis para determinar el estado de salud general del paciente. También realizarán una serie de tests para asegurarse que no haya ninguna complicación mayor en cuanto a la salud del paciente. Esto último ha logrado, por ejemplo, que a algunos pacientes se les detecte un cáncer a tiempo y hayan podido superarlo sin inconvenientes para luego poder realizarse la operación deseada.

La importancia del consentimiento

Una vez que todos los exámenes demuestran que se puede seguir adelante, es momento de firmar los documentos legales. El consentimiento del paciente es un texto redactado por los abogados de la clínica. Estas personas están ante todo obligadas a explicar la terminología médica y jurídica y sobre todo el alcance de las responsabilidades de cada una de las partes involucradas. Del mismo modo se puede consultar con un abogado sin que esto presente un problema, ya que esta es una instancia donde no deben quedar dudas de ningún tipo.

Valorar y respetar el criterio del cirujano

Si bien es común tener una idea previa del resultado deseado, ya que todos tenemos una imagen en nuestra mente de cómo queremos vernos, será el cirujano quien defina qué es lo mejor para cada paciente. Del mismo modo es él quien debe recomendar que prótesis o procedimiento es mejor y si existe alguna cirugía que es mejor evitar. Es importante saber reconocer el hecho que no todo es siempre como uno desea y darle espacio al profesional para que exprese su punto de vista.

¿Qué hacer si algo sale mal?

Sin importar cual sea el inconveniente, lo recomendado es ponerse en contacto de forma inmediata con la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SACPER). En su web se pueden conocer todas las clínicas y profesionales autorizados, y allí también pueden radicarse denuncias o elevar quejas respecto de la atención médica recibida.