Murió Winnie Mandela, activista anti apartheid y ex mujer del líder sudafricano

Winnie Mandela, activista contra el régimen del Apartheid y ex mujer del líder sudafricano Nelson Mandela, murió a los 81 años.

Winnie padecía de una larga enfermedad y falleció hoy en un hospital de Johannesburgo, según confirmó su vocero, Victor Dlamini, en un comunicado.

“Con gran tristeza informamos al público que Winnie Madikizela Mandela falleció en el hospital Milkpark de Johannesburgo el lunes 2 de abril”, declaró al dar la noticia sobre su deceso. “Ha sucumbido pacíficamente, a primeras horas de la tarde, rodeada de su familia y seres queridos”, añade la nota.

La familia precisará en las próximas horas los detalles del funeral y los actos de conmemoración correspondientes.

Su activismo hasta el final

Winnie Mandela se mantuvo activa en la clandestinidad durante los 27 años que su marido estuvo preso. En 1994, tras las primeras elecciones democráticas -según recuerda el diario español El País-, fue nombrada diputada y viceministra de Arte y Cultura. Desde entonces, fue diputada, a pesar de las pocas apariciones en público durante los últimos años.

La reconocida activista, nacida en 1936, sufría una infección en los riñones por la que fue hospitalizada y dada de alta el pasado 20 de enero. A lo largo de los últimos meses fue internada en varias ocasiones. De hecho, llevaba hospitalizada en el Hospital Milpark de la localidad de Johannesburgo desde principios de año por dicha infección renal, según registró el portal EyeWitness News.

Aclamada como madre de la “nueva” Sudáfrica, Madikizela Mandela fue torturada y pasó penurias, tales como perder los trabajos con los que mantenía a sus dos hijas pequeñas, fue desterrada a centenares de kilómetros de su casa, y sufrió arresto domiciliario y reclusión incluso sin juicio.

El matrimonio con Mandela

Winnie y Nelson Mandela se conocieron en 1957 y contrajeron matrimonio en 1958. Se separaron en 1992, dos años después de la salida de Madiba de la cárcel -tras 27 años preso- y dos años antes de que él se convirtiera en el primer presidente negro de Sudáfrica. Su divorcio se hizo efectivo en 1996.

En 1994, tras las primeras elecciones democráticas, Madikizela-Mandela fue nombrada diputada y viceministra de Arte y Cultura. En la actualidad seguía siendo una figura de referencia dentro del Congreso Nacional Africano (CNA), gobernante en Sudáfrica desde las primeras elecciones democráticas, tras el fin del apartheid, en las que se alzó con la victoria su exmarido (1994).