Cada vez más personas asisten a los comedores barriales