Ferroviarios convocados a manifestarse contra reforma en Francia

De acuerdo con los detalles divulgados, los trabajadores de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF) están convocados a movilizarse en las calles para aumentar la presión sobre el gobierno, poco antes del encuentro previsto el 7 de mayo entre los sindicatos y el primer ministro, Edouard Philippe, para abordar el diferendo.

Los trabajadores ferroviarios de Francia cumplirán hoy una jornada de manifestación nacional dirigida a rechazar la reforma del sector impulsada por el gobierno, con acciones previstas en todo el país.

De acuerdo con los detalles divulgados, los trabajadores de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF) están convocados a movilizarse en las calles para aumentar la presión sobre el gobierno, poco antes del encuentro previsto el 7 de mayo entre los sindicatos y el primer ministro, Edouard Philippe, para abordar el diferendo.

La jornada de demostraciones coincide con el décimo tercer día de paro en los servicios, por lo que la SNCF debió realizar un reajuste de la programación.

En consecuencia, solo circularán la mitad de los trenes de alta velocidad y de los trenes de la región parisina, así como dos de cada cinco trenes regionales y uno de cada tres inter-ciudad.

En cuanto al tráfico internacional, habrá tres conexiones de cada cinco, lo que implica afectaciones en los viajes a Bélgica, Países Bajos, Suiza, España, Alemania e Italia. El paro se inscribe en el llamado de los sindicatos de la SNCF a hacer huelga dos días de cada cinco, desde el 3 de abril hasta finales de junio, lo que significa 36 jornadas de perturbaciones en el tráfico.

Hasta el momento se han cumplido 12 jornadas con un fuerte impacto en los servicios, en un país donde cada día 4,5 millones de personas suelen usar ese medio de transporte.

Por parte del gobierno, el primer ministro francés, Edouard Philippe, reafirmó hace pocos días que no está dispuesto a ceder en los principales puntos de la reforma ferroviaria, pese a los reclamos de los trabajadores.

En entrevista con la emisora Europe 1, el gobernante sostuvo que están fuera de discusión los tres aspectos esenciales: la apertura a la competencia del sector ferroviario, la reorganización de la SNCF, y el fin del estatus de trabajador ferroviario, que hasta ahora garantizaba a los empleados determinadas ventajas salariales y sociales.

La declaración arroja dudas sobre la efectividad de los diálogos previstos entre Philippe y los sindicatos, pues esas tres cuestiones son precisamente las más rechazadas por el gremio.