Los cinco beneficios de la comida oriental

Muchos piensan equivocadamente que la mayoría de los orientales se nutren sólo de arroz y algunos pescados. Es un preconcepto no sólo equivocado, sino totalmente falso, si bien las legumbres como el arroz están presentes en muchos platos de la gastronomía japonesa, la cocina china rara vez lo usa, mientras que los nipones están dejando de usarlo en muchos platos.

Por supuesto que también existen detractores de la comida china, sosteniendo que muchos platos son en base de frituras, o que usan mucho aceite en su preparación. Eso es cierto en el caso de los vegetales “tempura”, en los que se los pasa por huevo y harina, para freírlos lentamente en aceite. Otro plato que se puede considerar poco saludable son los salteados de verduras, ya que pueden contener muchos lípidos.

Pero dejando de lado estas opciones, la gastronomía oriental contiene muchos beneficios para nuestra salud, partiendo de la base que la mayoría de las cocciones de los alimentos son muy saludables, así como el uso de verduras, una de las recomendaciones más fuertes que realizan tanto nutricionistas como los expertos en alimentación saludable.

Veamos los cinco puntos más fuertes de este tipo de gastronomía y por qué nos serán indispensables para vivir:

  • Sin lácteos ni carnes grasosas: estos dos productos tienen estrecha relación con el aumento de peso y los riesgos que eso asocia. Según diversos expertos internacionales, cerca del 70% de las muertes a nivel mundial podrían evitarse si las personas mantuviesen una dieta saludable y balanceada. La mayoría de los nutricionistas concuerdan que los alimentos ricos en lípidos, como los lácteos y las carnes, son una de las principales causas del aumento de peso y la obesidad.
  • Cocción: la forma en que se preparan los alimentos tiene mucho que ver con su resultado nutricional. Si bien la cocción en caldo suele ser una de las mejores a la hora de preservar nutrientes y beneficios, nada supera a la preparación al vapor, ya que los alimentos mantienen prácticamente todos sus nutrientes intactos.
  • Picantes: el uso de alimentos como el ají o el wasabi están relacionados no sólo a una mejor digestión de las comidas, sino que la raíz japonesa (de color verde muy picante), contiene grandes cantidades de vitamina C, ideal para este invierno.
  • Arroz: si bien muchos denigran el uso de este producto, es mucho más saludable que las harinas blancas refinadas, por lo que la incorporación de fideos de esta legumbre en los platos suele ser una forma muy buena de cambiar nuestros hábitos de consumo, ya que la harina de trigo está relacionada con el aumento de peso.
  • Sopas: una de las grandes ventaja de la sopa sobre otras preparaciones, es que la persona consume y siente que sació su hambre mucho más rápido que con otros alimentos. De esta forma podemos pasar más horas sin recurrir a comer de más, pero al mismo tiempo recibiendo mayor cantidad de micronutrientes y vitaminas esenciales.

Este boom de la gastronomía oriental llevó a que haya cada vez más restaurantes chinos y japoneses en Argentina. Es cuestión de animarse a preparar una buena sopa, o bien pedirla a domicilio de manos de algunos de los expertos chefs que emplean los locales gastronómicos. Es un paso adelante a la hora de llevar una vida más saludable y longeva.