Sigue la escalada del dólar: avanza 47 centavos a su nuevo récord histórico de $30,32

Previo a “supermartes” de Lebac y dato de inflación de julio, la divisa asciende en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com. El viernes el billete quebró la pax cambiaria al dispararse un 4% ($ 1,1) por contexto de incertidumbre tanto externa como local. El blue, en tanto, cerró a $ 29,50.

A la espera del megavencimiento de Leba del martes y del dato de inflación de julio del próximo miércoles, el dólar anota su cuarta rueda al alza: avanza 47 centavos este lunes a $ 30,32 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com.

Cabe destacar que el el INDEC dará a conocer el dato de inflación de julio, que privados estiman alrededor del 3% y que dejaría un acumulado del 19% para los primeros siete meses del año. Asimismo, la Argentina será sometida a partir del martes a la fiscalización del Fondo Monetario Internacional (FMI) por el acuerdo Stand By, un hecho que no ocurría desde hace 14 años. En ese contexto, el martes el Banco Central deberá afrontar el megavencimiento de Lebac del mes (hoy en un 46% anual de interés) por $ 528.774 millones, el 54,2% del total de emisiones de las letras.

En tanto, la divisa viene de cortar el último viernes con la pax cambiaria que se vivió en julio: se disparó un 4% ($1,1) a $ 29,85 en medio de una mayor demanda para cobertura debido al contexto de incertidumbre e inestabilidad, tanto externa como local.

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde el billete mayorista se disparó un 4,1% ($ 1,10) a $ 29,25 en una jornada donde la tendencia compradora acompañó el ciclo de fortaleza del dólar a nivel mundial, pero con una intensidad no esperada por el mercado local.

Como es habitual, el BCRA efectuó durante la rueda, por cuenta del Ministerio de Hacienda, una subasta de venta en contado (T=0) de u$s 50 millones. El precio promedio de corte se ubicó en $ 29,0058, siendo el mínimo precio adjudicado de $ 29.

La semana pasada el tipo de cambio acumuló un aumento de un $ 1,96 respecto de los valores registrados en el cierre del viernes pasado. “Desde fines de junio pasado que no se anotaba una suba semanal tan importante”, destacó el analista Gustavo Quintana.

En el mundo, la lira se desplomó hasta un 18% el viernes debido a que las preocupaciones sobre la influencia del presidente Tayyip Erdogan en la política monetaria y el empeoramiento de las relaciones con Estados Unidos provocaron un pánico en los mercados.

Mientras que el índice dólar sólo subió levemente tras datos que mostraron que los precios al consumidor subyacentes aumentaron un 0,2% en julio, en línea con las expectativas de los analistas y el mismo aumento que en mayo y junio.

Un combo de factores locales y externos forma el cocktail que le mete nueva presión al dólar por estos días. Por un lado porque la divisa se fortalece en el mundo con respecto a otras monedas, mientras hay una tensión comercial entre EEUU y China.

Asimismo, desde el aspecto externo también incide la suba del riesgo país en los mercados emergentes por mayores tensiones en el mundo, y ante la posibilidad de un aumento de las tasas de interés en EEUU a partir de septiembre. Pero la debilidad fiscal de Argentina y su endeudamiento, sumado a los escándalos por la investigación sobre presuntas coimas en la obra pública, hacen que el impacto sea mayor en nuestro país.

De hecho, el apetito por la divisa aumenta en la plaza local debido a que los inversores locales están comprando dólares por cobertura en medio del ruido político desatado por la “causa de los cuadernos” que salpica a políticos y empresarios por un supuesto esquema millonario de sobornos.

En la plaza informal, en tanto, el blue subió un $ 1 a $ 29,50, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. En tanto, el “contado con liqui” trepó $ 1,45 a $ 29,55.

Por último, las reservas del Banco Central cayeron este viernes u$s 649 millones hasta los u$s 56.870 millones.

Más Información