Llegan las «vacaciones sobre cero» a Avellaneda