Si no hay datos oficiales, a las 22 hablará Fernández y dará a conocer números propios



La tensión en los medios oficialistas se siente en el aire. Es que la gran promesa del gobierno en que el escrutinio sería «transparente» y «rápido» se rompió antes de llegar a las 21 de este domingo.

Desde el bunker del Frente de Todos, que estalló en fiesta desde hace media hora, anunciaron que si a las 22 no hay datos oficiales saldrá Alberto Fernández a hablar y a dar a la luz los números que tienen sus propios fiscales.

Esta presión de la oposición pone en jaque al gobierno que no da a conocer los resultados provisorios de las elecciones.

Desde los sectores opositores aseguran que la diferencia entre Fernández y Macri «es muy grande».