Cargando

Búsquda

Provinciales

Apartan de su cargo al fiscal regional de Rosario por sospecha de corrupción

Así lo dispuso el fiscal general de Santa Fe, Jorge Baclini. Se sospecha que el funcionario judicial favoreció a un empresario con el archivo de una causa penal en la que había sido denunciado por el vaciamiento de una empresa.

El fiscal regional del Ministerio Público de la Acusación de Rosario, Patricio Serjal, fue apartado de sus funciones, de manera preventiva, tras quedar sospechado de favorecer a una empresario con el archivo de una causa penal en la que había sido denunciado por el vaciamiento de una empresa.

La presunción en contra del funcionario es que a menos de un mes de ordenar el archivo del caso por inexistencia de delito, Serjal compró de la parte denunciada -que es propietaria de una concesionaria de automotores dos vehículos 0 kilómetros por valor de unos tres millones de pesos, que inscribió a nombre de él y de su esposa.

Aunque si bien el funcionario judicial presentó él mismo un pedido de apartamiento del cargo en donde propone una explicación de cómo afrontó el pago de los vehículos, la mirada del fiscal general de la provincia Jorge Baclini es que el argumento tiene endeblez al primer golpe de vista. En este sentido, lo que motivó la separación del cargo es la falta de razones lógicas para disponer el archivo de una causa en donde la presunción de existencia de dolo, es decir delito intencional, es ostensible.

Tras el apartamiento, se dispuso que se inicie una investigación que estará a cargo el fiscal regional de Santa Fe, Carlos Arietti. Al mismo tiempo se abrirá un proceso disciplinario por el que corresponde el envío a la Legislatura provincial lo que podría, en caso de que se encuentren evidencias, en un pedido de jury para el apartamiento del cargo y futura destitución.

Sospechas

El pleito que Serjal ordenó cerrar enfrenta a Omar Augusto Santero, de la firma Carrocería Sudamericana, contra Rómulo González, el denunciado, al que acusa de haber vaciado la firma antedicha en favorecimiento de la firma AutoRosario, concesionaria oficial de Toyota en Rosario. Tras el archivo de la causa se estableció que Serjal renunció a un plan de pagos de un vehículo que tenía contratado con anterioridad y terminó comprando en AutoRosario un Toyota Etios y un Toyota Corolla a 29 días de dar la instrucción del archivo de la causa que tenía a González como denunciado.

Esta disputa legal estuvo sujeta durante cinco años, según los abogados querellantes, a demoras incomprensibles, con cambios de fiscales, hasta que finalmente fue cerrada. La semana pasada el fiscal general Baclini ordenó la reapertura de la causa para su revisión frente a la inconsistencia de los motivos para su archivo.

Fuente: Aire de Santa Fe

Tags:

También te puede interesar