Cargando... El Portal de la Ciudad de Reconquista

Búsquda


General

Paso a paso, la reconstrucción que realizó la Justicia de los últimos días de Nisman

A cinco años de su muerte, Infobae repasa qué rodeo al fiscal de la causa AMIA en sus últimos días de vida. Su regreso anticipado, la presentación de su denuncia, los contactos con la SIDE, los custodios y Diego Lagomarsino. La entrega del arma y el hallazgo del cuerpo. Los horarios clave

Fuente: Infobae.

Para explicar cualquier muerte violenta, hay que entender qué pasó en la vida del protagonista. A cinco años del fallecimiento de Alberto Nisman, la Justicia reconstruyó a través de testimonios y distintas pruebas cómo fueron los últimos días del fiscal que investigaba la causa AMIA. Desde su apurado regreso a Buenos Aires en medio de sus vacaciones en Europa por el cumpleaños de su hija mayor, su denuncia contra la entonces presidenta Cristina Kirchner -hoy vicepresidenta- hasta el momento que su cuerpo fue encontrado en el baño de su departamento en la torre Le Parc, de Puerto Madero, con un tiro en la cabeza.

12 de enero de 2015

Alberto Nisman llega al Aeropuerto Internacional de Ezeiza a las 9.15 proveniente de España. Interrumpió el viaje de 15 de su hija Iara, con la intención de regresar a los pocos días. Volvía para hacer su denuncia, convencido de que la entonces procuradora Alejandra Gils Carbó iba a desplazarlo.

Nisman se hace presente en la UFI-AMIA. Se reúne con Fernando Comparato -Secretario Letrado de esa unidad-, a quien pone en conocimiento respecto de su decisión de presentar la denuncia contra Cristina Fernández de Kirchner, otros funcionarios del gobierno nacional y personas allegadas. Comparato le recomienda hacerlo en febrero. Nisman le advierte que lo hará ya. Se reúne con los secretarios Soledad Castro y Armando Antao Cortez para ultimar los detalles de la presentación para el miércoles 14/1/2015.

Nisman se contacta con Guido Bernabé Miranda -diariero- a quien le solicitó el diario del fin de semana y le informó su deseo de reanudar el servicio que éste le prestaba y que había sido suspendido hasta el mes de febrero de 2015. También llama a Gustavo Lopreiato para pedirle que repare el aire acondicionado al día siguiente.

13 de enero de 2015

Durante ese día Nisman no concurre a la Fiscalía. Se contacta con las entonces diputadas Patricia Bullrich y Laura Alonso para verse en la UFI AMIA al día siguiente. También llama a un familiar, Jonathan Paulo Garfunkel, para pedirle la devolución de un dinero prestado.

14 de enero de 2015

8:00. Nisman recibió en su departamento a los secretarios Antao Cortez y Castro. Firma la denuncia y otros documentos de la causa que estaban bajo su órbita.

8.30. Se presenta la denuncia ante el juzgado de Ariel Lijo, donde se investigaba el encubrimiento en la causa AMIA. Allí se acusaba a la presidenta Cristina Kirchner, el canciller Hector Timerman de encubrir a los iraníes prófugos del atentado a la AMIA. En la denuncia se acusa también al piquetero Luis D’Elía, el lobbista iraní Jorge “Yussuf” Khalil, el ex líder de Quebracho Fernando Esteche, el diputado camporista Andrés “Cuervo” Larroque y el ex fiscal y ex juez Héctor Luis Yrimia. La denuncia incluye a un hombre identificado como un agente de inteligencia, al que señala como “Allan”, que resulta ser Ramón Allan Bogado.

Nisman se contacta con Lijo, por esos días subrogado por la jueza María Servini para avisarle de la presentación.

 

 

Entre las 9 y las 10, Nisman va a la Fiscalía. Se reúne con el periodista de Infobae Laureano Pérez Izquierdo. Más tarde, Diego Ángel Lagomarsino se hace presente en la sede de la Fiscalía y mantiene una breve reunión con Nisman. El fiscal lo invita a pasar a un despacho y le entrega un manojo de hojas para que las leyera. Es la denuncia que terminaba de realizar.

Al mediodía, Nisman recibe a las diputadas Patricia Bullrich y Laura Alonso para explicarles la denuncia. Allí asegura que no tenía miedo por su persona pero sí por sus hijas. Y que se enteró por Gils Carbó que habían llegado más amenazas en su contra a fin de 2014. La entonces procuradora le ofreció más custodia y él lo rechazó.

Acepta la invitación para ir esa noche al programa “A Dos Voces” -canal Todo Noticias-. Se entera que las diputadas se encontraban organizando una posible presentación para el día lunes 19 de enero de 2015 ante el Congreso Nacional con motivo de los hechos denunciados.

Se encuentra con el periodista de La Nación Hernán Cappiello -a quien le dice “cuidame, no me dejen sólo en esta, me la juego toda”-, con el luego diputado Waldo Wolff, con miembros de la AMIA y de la DAIA -a quienes les señala la existencia de escuchas telefónicas que no podían ser divulgadas hasta que no reciba una autorización por parte de Oscar Parrilli, jefe de la Secretaría de Inteligencia-, y con la periodista de Clarín Natasha Niebiskikwiat. Por su parte, habla por teléfono con los periodistas Raúl Kollmann, Fernando Ortega Zabala, Daniel Berliner, y con el agente de modelos Leonardo Santos.

Envía un mensaje a varios de sus contactos a través de “Whatsapp” con el siguiente texto: “…este es un mensaje de difusión masiva para un grupo pequeño y querido de amigos y allegados que no siguen el día a día mi actividad. Es simplemente informativo, por favor No responderlo. Debí suspender intempestivamente mi viaje de 15 años a Europa con mi hija y volverme. Imaginarán lo q eso significa. Pero a veces en la vida los momentos no se eligen. Simplemente, las cosas suceden y eso es x algo. Esto q voy a hacer ahora igual iba a ocurrir. Ya estaba decidido. Hace tiempo q me vengo preparando para esto., pero no lo imaginaba tan pronto. Sería largo de explicar ahora, como uds ya saben, las cosas suceden y punto. Así es la vida. Lo demás es alegórico. Algunos sabrán ya de q- estoy hablando, otros algo imaginarán y otros no tendrán ni idea. HASTA dentro de un Rato. Me juego mucho en esto. Todo, diría. Pero siempre tomé decisiones y hoy no va a ser la excepción. Y lo hago convencido. Sé q no va a ser fácil. Todo lo contrario. Pero más temprano que tarde la verdad triunfa y me, tengo mucha confianza. Haré todo lo q esté a mi alcance, y más también, sin importar a quien tenga enfrente. Gracias a todos. Será justicia!!! Ah. Y aclaro x si acaso q no enloquecí ni nada parecido. Pese a todo, estoy mejor q nunca. Ja ja ja ja ja ja…”.

21:00. Los custodios Miño, Niz, Mendes y Pérez Méndez se ocupan del traslado del Fiscal a los estudios del “Canal 13”-. Habla con el periodista Edgardo Alfano, previo a la entrevista televisiva, sobre su retorno de Europa, las amenazas hacia su persona y la gravedad de su denuncia. En el canal se cruza con la diputada Elisa Carrió, a quien saluda, y con el periodista Nicolás Wiñazki. Al finalizar, es trasladado por sus custodios a su domicilio en Puerto Madero.

 

 

15 de enero de 2015

Primera mañana. Se contacta con una de sus secretarias privadas -Felicitas Mas Feijóo- para preguntarle sobre su entrevista televisiva y con otra de sus secretarias -Victoria Buigo- para consultarle por sus vacaciones.

Mediodía. Llama a Alonso y Bullrich en relación con una conferencia de prensa que había prestado el Canciller Timerman momentos antes. Timerman había rechazado la caída de las alertas rojas por el Memorándum. Contacta a Alberto Mazzino -entonces Director General de Análisis de la Secretaría de Inteligencia-, con quien conversa respecto de lo sucedido, sus impresiones y las de Francisco “Paco” Larcher -ex Subsecretario de Inteligencia- y las de Antonio Stiuso -Director General de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia-. También se comunica con Luis Czyzewski -padre de una víctima del atentado- y con el periodista Berliner.

Se recibe en la UFI-AMIA la invitación a la Comisión Parlamentaria organizada para el lunes siguiente. Nisman avisa a la Procuradora General de la Nación. Envía un oficio a la Secretaría de Inteligencia solicitando la desclasificación de información para evitar limitaciones al momento de realizar manifestaciones en la reunión del día 19 de enero de 2015 en el Congreso de la Nación.

Nisman vuelve a su casa. Se encuentra a Gladys Gallardo -empleada de la Fiscalía que además se ocupaba de tareas domésticas en departamento del Fiscal-, a quien le preguntó sobre el revuelo que se había generado con su accionar y le manifestó que “lo iban a querer ´voltear´” pero que no iban a poder. El fiscal le pide que le cocinara un “pastel de papa” para el lunes siguiente al mediodía dado que a las 14 se dirigiría al Congreso.

16 de enero de 2015

Nisman almuerza con el periodista Cappiello en el restaurant “Itamae” ubicado en Puerto Madero. Allí le habría confirmado tener información relacionada con Allan Bogado como agente de inteligencia y su vinculación con “La Cámpora”. Habla además con Claudio Rabinovitch -asesor de prensa de la UFI AMIA- y con el fiscal federal Carlos Stornelli, con quien conversa sobre su denuncia. Stornelli le pregunta si se volvió loco y le ofrece guardar el material en su fiscalía.

Recibe a la secretaria Castro en su domicilio. “Mirá cómo tengo que trabajar”, dice mostrando cortinas cerradas. Castro pone reparos a la audiencia pública prevista para el lunes. Recibe más tarde a Rabinovitch, quien aconseja sobre la información confidencial y el contexto político. Habla con Alonso y le dice: “El lunes voy fuerte con pruebas!!!!”. También con Mazzino, a quien le consulta por Antonio Stiuso. Con Stiuso no podía contactarse, pese a que lo había intentado en varias oportunidades.

 

 

Habla con su ex mujer, la jueza Sandra Arroyo Salgado. Ella le reprocha su regreso a Buenos Aires. Nisman responde: “No entendés nada, no podía NO hacerlo. Ya te lo explicaré personalmente” y “yo te mandé copia del pasaje. Volvía en cuatro días y seguía todo igual. Vos no lo aceptaste. Y no quiero hablar más por acá. Disfrutá del viaje y cuando vuelvas si querés te explicó”.

Mantiene contactos con los periodistas Kollmann, Wiñazki y Niebiskikwiat y con el juez Lijo en relación con la legalidad de las escuchas telefónicas. También se contacta por Whatsapp con Carlos Alberto “Moro” Rodríguez, el ex agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria que le presentó a Diego Lagomarsino y que residía en España.

17 de enero de 2015

Durante todo el día, Nisman permanece en su departamento, trabajando en la presentación que realizaría el lunes en el Congreso de la Nación.

Se contacta con Miranda para pedirle los diarios.

Llama al comisario mayor de la Bonaerense Ricardo Bogoliuk (hoy procesado por la causa D’Alessio), a quien deseaba hacerle una consulta de índole personal. Bogoliuk le dice que está en Mar del Plata.

Conversa varias veces con Soledad Castro, la última a las 19:00 para coordinar el retiro de documentación y acuerdan verse al día siguiente en Le Parc.

Habla con la diputada Bullrich sobre la presentación del lunes. También habla con su madre y rechaza invitación para comer juntos porque estaba trabajando.

La fiscalía detecta recientemente -a raíz de un peritaje de Gendarmería- que Lagomarsino le manda un mensaje a Nisman por Whatsapp. “El mensaje de la mañana, para mí, no existió. Sinceramente no recuerdo que existía, porque lo hubiera declarado”, dice Lagomarsino al respecto.

A mediodía inicia una comunicación con uno de sus custodios, Néstor Durán. Las cámaras de seguridad registran que a las 13:20 el custodio Rubén Benítez sube hasta el departamento de Nisman. Baja a las 13:44. Benítez vuelve a subir a las 14:12 y baja 14:14. Habla con Durán diez minutos antes. Durante estas reuniones, Benítez manifesta que Nisman le habría pedido si podía conseguirle un arma para su seguridad y la de sus hijas.

A las 16:34, se registran intentos de contacto del fiscal -desde sus dos teléfonos fijos- con Lagomarsino, que se concretaron dos minutos más tarde.

Alrededor de las 17:15, Lagomasino llega al Complejo Le Parc Puerto Madero, se presenta en el puesto de seguridad de acceso y allí el guardia de seguridad de la empresa “SIE” se contacta con Nisman a efectos de verificar si autorizaba su ingreso. Respuesta afirmativa. Sube. Lagomarsino se retira a las 17:50. En ese encuentro, declara Lagomarsino, Nisman le pide un arma. El técnico informático accede.

 

 

Entre 17:47 y 17:49, hay cuatro contactos telefónicos con el custodio Miño. Wolf también le pregunta por “Whatsapp” como estaba y recibe de respuesta la famosa foto de los marcadores con la respuesta “a vos qué te parece”. A las 19, Wiñaski le hace una consulta y pacta una reunión para el martes 20.

Pasadas las 19, se contacta (luego de intentarlo infructuosamente) con Lagomarsino.

Alrededor de las 20, Nisman se contacta radialmente con Durán, quien sube a su departamento a las 20:04. En ese momento también ingresa Lagomarsino. Lo dos suben juntos por el ascensor de servicio -que posee instalada una cámara de filmación en su interior-. El custodio desciende a las 20:06 y desde allí se dirigió hasta el domicilio de Pérez Izquierdo.

Lagomarsino permanece en el domicilio hasta las 20:32, ocasión en la que se retira del lugar. De acuerdo a la declaración del propio imputado Lagomarsino, durante el período que se encontró en el departamento de Nisman, le entrega el arma marca Bersa, calibre .22 largo, la cual se encontraba a su nombre. Es la pistola que aparece al día siguiente junto al cuerpo sin vida del fiscal.

A las 20:36 se registra un nuevo contacto radial de parte de Durán y un minuto más tarde recibió un mensaje de Pérez Izquierdo confirmando la recepción de la información. A las 21:01 y 21:17 horas se registran intercambios de mensajes con la periodista Niebiskikwiat. El fiscal responde con la frase “Ok” en dos oportunidades.

Estos son los últimos movimientos de Nisman registrados. La custodia se retira del complejo y vuelve a las 11 del domingo. Pasa la noche sin ninguna custodia.

18 y 19 de enero de 2015

A las 7:15 y 7:30, dejan los diarios en la puerta del departamento de Nisman.

A las 10:49 se verificó el ingreso al complejo de los custodios Luis Miño y Armando Niz, que estaban designados para cumplir funciones ese día.

Minutos más tarde, recibe mensajes del periodista Wiñazki. No aparece la doble tilde azul de mensaje leído. Soledad Castro también avisa se encontraba lista para el encuentro fijado el día anterior, pero no tiene respuesta. Hay también dos mensajes del periodista Fernando Ortega Zabala.

A las 13:46, se registra el primer intento de comunicación de Miño con Nisman. Se repite a las 14:27 y 16:31. Niz intenta a las 16:35 y 17:14. Los custodios suben en varias oportunidades al departamento del fiscal, según lo captado por las cámaras de seguridad.

A las 17, Marina Pettis -secretaria de la fiscalía a cargo de Nisman-, avisada por Miño y Soledad Castro, llama también a los 4 teléfonos de Nisman: dos fijos y dos celulares, junto a un mensaje de Whatsapp. Los empleados de la UFI AMIA se empiezan a preocupar. A las 17:55 también llama Mas Feijoo.

 

 

Pettis llama a Arroyo Salgado para que le pase teléfonos de familiares. A las 18, habla con Sara Garfunkel, madre del fiscal, que poseía llaves del departamento. Coordinan que custodios pasen a buscar a la mujer por Belgrano.

A las 20:07, Miño, Niz y Garfunkel son captados ascendiendo al piso 13 de la Torre Boulevard. Garfunkel intenta infructuosamente abrir la puerta de servicio pero ésta se encontraba trabada con la llave colocada del lado de adentro. Ante ello, quieren ascender por el ascensor principal, que requiere una clave de acceso. La clave no funciona. Vuelven a la casa de Garfunkel en Belgrado a buscar una agenda donde estaba anotada la clave.

A las 21:09, son captados ingresando nuevamente al Complejo Le Parc. La clave que habían puesto era correcta, pero estaba bloqueda. El jefe de manteniento del complejo la desbloquea. Suben al piso 13, pero no pueden entrar al domicilio porque la puerta tenía una traba tipo “pasador”. Ante intentos infructuosos de ingresar por la puerta de servicio, llaman a un cerrajero.

A las 22:30, el cerrajero Gualberto Gualterio Pérez llega a Le Parc. Abre a los pocos minutos.

Garfunkel, Marta Chagas (amiga de la madre del Fiscal) y el custodio Niz entran. Ven en el living carpetas, papeles de trabajo, apuntes y resaltadores. En el dormitorio secundario, la computadora encendida. El dormitorio principal tenía la luz apagada, aunque la cama estaba desarreglada y el televisor, prendido con una música suave. Había luz en el baño. Niz se aproxima, desliza la puerta y avisa a la madre de Nisman que su hijo se encontraba allí. Garfunkel se asoma por la puerta del baño y observa que junto al cuerpo de su hijo había un gran charco de sangre.

La madre de Nisman llama a “Swiss Medical”. Niz avisa a Miño, que estaba en la planta baja del edificio. Miño avisa a Prefectura y le pide a Soledad Castro -que se encontraba en el exterior del complejo junto con el Dr. Vargas (otro funcionario de la UFI-AMIA) desde las 22:20 que se comunicara con el “SAME”.

Cerca de las 22 a raíz del llamado a “Swiss Medical”, los empleados de esa firma José Raúl Carrera, Yésica López Román y Facundo Cardozo reciben un auxilio de “código rojo” y se dirigen al complejo. Entran acompañados de un custodio y dos prefectos. López Román ejerce un poco de fuerza para empujar un poco la puerta del baño -debido a que el cuerpo del fiscal bloqueaba el vértice de la puerta- e introduce su cabeza y, cumplido ello, advierte que Nisman se encontraba sin vida. Ve que el cuerpo, vestido de short y remera, estaba ubicado entre la bañadera -con su hombro izquierdo pegado a esta- y la puerta, “boca arriba”, con una lesión a la altura de la oreja -que ya no producía sangrado-. Su compañero Carrera la imita y ve un arma de fuego debajo de su brazo izquierdo y cerca de su muslo derecho un casquillo de bala. López Román vuelve a meter la cabeza para volver a mirar.

 

 

Uno de los custodios del fiscal habla con Arroyo Salgado, quien pide precauciones por la situación y los elementos de prueba en el departamento.

Cerca de 23:30, la Prefectura dispuso consignas en el baño del dormitorio principal, en el living y en el dormitorio secundario.

23:55, la Justicia toma conocimiento de lo acontecido. Llaman al secretario del Juzgado Nacional de Instrucción 25 –momentáneamente a cargo del Dr. Manuel De Campos, por subrogancia a raíz de la licencia de la Dra. Fabiana Palmaghini-. Por tratarse de un hecho con autor desconocido, dan intervención a la fiscalía Nacional de Instrucción a cargo de Viviana Fein. Hablan con el secretario Bernardo Chirichella, que ordena que no se tocara nada y que se preservara todo el interior del inmueble. Momentos después avisan que iban en camino.

19 de enero de 2015

Cerca de las 00:30, la máxima autoridad de la fuerza que se encontraba a cargo del procedimiento, el Prefecto General Luis Alberto Heiler, se contacta con Cecilia Rodríguez -Ministra de Seguridad de la Nación-, Sergio Berni -Secretario de Seguridad de la Nación-, Darío Ruíz -Secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerio Públicos y Legislaturas del Ministerio de Seguridad de la Nación- y Román Di Santo -Comisario Mayor y máximo responsable de la Policía Federal Argentina-, a fin de ponerlos en conocimiento de lo que estaba sucediendo en el Complejo Le Parc.

Entre la 1 y las 2 de la madrugada, las autoridades judiciales y las máximas autoridades policiales llegan al lugar, junto al secretario de Seguridad Berni.

Cuando Berni arriba al lugar, se encontró con Heiler y los prefectos Antonio Pascal y Guillermo Cochi y asciende al departamento. Minutos más tarde arriban Darío Ruíz, Di Santo -comisario general de la PFA- y Diego Yuma -Director de Cooperación Regional-.

Berni se encuentra con la madre del Fiscal. Según testimonios, se produce un dialogo en el cual Berni -médico de profesión- le consulta si tenía alguna duda respecto de si Nisman necesitaba ayuda médica y Garfunkel le contesta que estaba muerto, que ya lo había visto el médico. También avisa que no dejaría el lugar debido a la cantidad de documentación que había en el departamento.

-Según la fiscalía, Berni llega hasta la puerta del baño. Al retirarse del dormitorio, se dirige a la cocina donde se encuentra con el juez De Campos y la fiscal Fein, quienes acaban de ingresar a la propiedad. La fiscal ordena que la Policía Federal Argentina se encargue de todo lo relacionado al cuerpo, la tecnología y el levantamiento de rastros, y que Prefectura Naval Argentina proceda al secuestro de la documentación.

A las 2:12, entra al departamento Gabriela Piroso (quien había arribado al complejo a la 1.05 horas), médica de la División Unidad Médico Forense de la Policía Federal Argentina. Berni le manifiesta a Fein que si le parecía correcto, deberían dirigirse al baño para corroborar el estado de Nisman, dado que podría encontrarse agonizado y se estaba perdiendo el tiempo. Fein accede a lo sugerido y ordenó al personal policial que se dirigieran al lugar.

 

 

Cerca de las 4 de la madrugada -casi seis horas después de haber sido encontrado el cuerpo sin vida de Nisman-, comienzan a levantarse los rastros. Para esa altura, ya habían circulado por el departamento unas sesenta personas.

Tags:

También te puede interesar