Fuente: Sin Mordaza 
Un paparazzi ha entrado en la casa de Michael Schumacher, en el Lago Lemán (Suiza), y ha fotografiado a la leyenda de la fórmula 1, postrado en la cama, seis años después del accidente que lo ha mantenido alejado de cualquier foco mediático.

Según informs Lavozdegalicia, el diario The Mirror publicó que su mujer, Corina, ha denunciado ante la policía un allanamiento de la propiedad privada para fotografiar a Michael y un posterior intento de venta de las mismas. En concreto, según apuntan, piden una cifra superior a los 1,2 millones de euros. La familia del hexacampeón del mundo ha solicitado a la Policía que evite la venta de las mismas para proteger su intimidad.

La mujer de Schumacher habla por primera vez: «Está en las mejores manos»
El siete veces campeón del mundo y quien con 91 victorias sigue siendo a día de hoy el piloto más laureado de la historia se enfrenta desde aquel 29 de diciembre del 2013 a su batalla más difícil. Las que tenían que ser unas vacaciones en familia se convirtieron en un drama. Una piedra en el camino del piloto durante el descenso de una montaña le provocó una caída y su cabeza se estrelló contra una roca. A partir de entonces comenzó una larga lucha por sobrevivir. Y a un pacto de silencio.

En septiembre del 2014, nueve meses después del accidente, el legendario ex piloto fue trasladado a un hospital en Suiza, después a su casa a las orillas del Lago de Ginebra. Allí comenzó un largo proceso de rehabilitación del que poco o nada se sabe.El misterio envuelve a todo lo que rodea a Michael Schumacher, aún muy presente en los medios de comunicación, pese a no haber trascendido ni una foto del ídolo alemán desde ese trágico día. Una intimidad que ahora se ve amenazada.