Cargando... El Portal de la Ciudad de Reconquista

Búsquda


Locales

Un nuevo capítulo de la Novela Vicentin: “Amigos son los amigos”


Con un clima subtropical y húmedo, y con el mes de marzo como el más lluvioso, se muestra el municipio de Avellaneda en el departamento de General Obligado al noreste de la provincia de Santa Fe. En una superficie de 937 km2 viven 23.341 habitantes, pero no siempre fue así.
El 18 de enero de 1879 pertenecía al Territorio Nacional del Chaco y el presidente Nicolás Avellaneda sancionó la ley 817 a favor de inmigrantes que quisieran poblar la zona. Allí llegaron italianos del Friuli y otros de Trento.
Uno de esos italianos tuvo un almacén de ramos generales; fueron los primeros pasos de Vicentin. Con el tiempo explotaron el algodón, el maní y el lino, e hicieron los primeros aceites. Hoy es la sexta agroexportadora argentina.
Siempre se refugiaron en momentos donde las vinculaciones políticas podían favorecerlos.


Así con la dictadura de Onganía en 1966 pusieron la primer molienda de semillas para hacer solvente. Con el golpe que derrocó al gobierno peronista en 1979 hicieron la segunda planta de molienda de soja y girasol, pero esta vez en el sur de la provincia, en la localidad de Ricardone.
La empresa tiene embarques directos en el puerto de San Lorenzo y durante el macrismo despachaban 300 barcos por año.


Con la llegada del radicalismo en el 2000 armaron Vicentin Paraguay S.A. y en el 2007 empezaron a producir biocombustible. Allí se asociaron con la Oleaginosa Moreno Hermanos, con la empresa Rio de la Plata y fundaron RENOCA, la más grande en América del Sur en exportaciones.


Con la dictadura del 76, 22 trabajadores de la empresa figuran como desaparecidos.
Antes del escándalo vendieron el 66.67% de RENOCA y se quedaron con el 33.37% para Vicentin.


Vicentin Agroexportadora tuvo un acuerdo tácito con el macrismo y un cómplice: Javier González Fraga.
El 8 de junio de 1989 la formula Menem Duhalde se hace cargo del país después del estruendoso fracaso de Ricardo Alfonsín Foulkes que pese a declamar el prólogo de la Constitución Nacional se fue seis meses antes no respetándola, con una hiperinflación y después que desde el Ministerio del Interior de su gobierno funcionarios tuvieran relaciones con los episodios de La Tablada.


Ese mismo día la actual vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández, era elegida legisladora por Santa Cruz, con la boleta Menem- Duhalde, y el actual presidente Alberto Fernández, que había sido jefe de asesores jurídicos de Sourrouille, uno de los ministros de economía de Alfonsín, iba a ser nombrado en la Superintendencia de Seguros.


El que esto escribe asumiría una intervención del Poder Ejecutivo.
El 11 de julio todos fuimos sorprendidos. El radical Javier González Fraga, en ese año 89, era nombrado presidente del Banco Central de la Republica Argentina.
Javier González Fraga nació el 12 de mayo de 1948. Estudió en la Escuela de Negocios de la UCA, fue presidente del centro de estudiantes de Ciencias Económicas.
Durante el gobierno de Juan Domingo Perón, en su tercera presidencia, creó la empresa Macroeconomia S.A. de la que fue presidente, y fue asesor en los negocios en la Argentina de Saith Pharaon, un saudí que blanqueaba dinero del narcotráfico y que construyó el Hotel Hyatt en Buenos Aires en 1988.


Por este tema tuvo una causa que llevó adelante la jueza María Servini de Cubria.
Fraga fue responsable en la presidencia del Banco Central de dos hiperinflaciones. En la primera debió renunciar pero inmediatamente fue asesor del demócrata cristiano Erman González, ministro de economía de Menem. En el 90 lo volvieron a poner de presidente del Banco Central.
Después del último desastre del radical Javier González Fraga hubo que inventar la convertibilidad. Eso fue en 1991.


El macrismo lo transformó en presidente del Banco Nación, e hizo otro desastre. Antes de irse nombró nuevos gerentes con sueldo que superan los 200.000 pesos mensuales.


Del 92 al 99 fue director general del Instituto Argentino de Mercado de Capitales. Del 94 al 99 vicepresidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Desde el 94 es profesor de la UCA. Desde el 95, director de Peugeot Argentina. Es socio fundador de la empresa láctea La Salamandra SA. Es columnista del diario La Nación y de Perfil.


En el 2011 la mezcla peronista-radical de Lavagna- Morales lo tenía como candidato a ministro de economía si ganaban.
En el 2016, director de Papel Prensa. En el 2017 Macri lo hace presidente del Banco Nación.


La empresa Vicentin tiene el 78% de la deuda que son 18.370 millones en el Banco de la Nación Argentina.


Al Banco de la Provincia de Buenos Aires le debe 1.623 millones, y a siete bancos restantes 1.600 millones, entre los que está el Banco de la Ciudad de Buenos Aires.
Además, Banco Itau, Nuevo Banco, Banco Santander, Banco Industrial, Banco Americano y Banco Galicia.


El 88.4% de lo que debe se lo debe a la banca pública: Nación, Provincia y Ciudad.
Vicentin fue el principal aportante de la campaña de Juntos por el Cambio en las PASO y en las nacionales, con empresas del grupo.


Esta trampa del macrismo, del radical González Fraga y de la Banca pública tuvo también cómplices en la sociedad radical – socialista de Santa Fe, provincia recuperada por el peronismo.


Una de las empresas del Grupo Vicentin que aportó 4.500.000 para las PASO y 3.000.000 para la nacional fue el frigorífico FRIAR S.A.


No es el único desastre con los fondos argentinos que hizo el gobierno que se fue. Mientras le negaban plata a las Pymes o les ofrecían créditos usurarios, por orden del propio Macri se le otorgó un crédito a Marcos Galperin de Mercado Libre. Por si no lo saben el capital de Marcos Galperin es de 2.900 millones de dólares. Ocupa el lugar 895 de los más ricos del mundo. Es la segunda fortuna de la Argentina después de Alejandro Bulgheroni que tiene 3.100 millones de dólares y ocupa el lugar 812. El trio lo completa Alberto Roemmers que está en el lugar 933 con 2.000 millones de dólares.


Es decir, González Fraga, por orden de Macri, facilitó 4.000 millones a la segunda fortuna argentina, mientras el gobierno le sacaba a los jubilados la plata de la Anses.
Así como Vicentin sacó la plata del país y dos días después del cambio de gobierno se niega a pagar, Galperin protesta por la posible pérdida de una ventaja impositiva.
Estos tres argentinos están entre los 1000 más ricos del mundo, que encabeza Jeff Bezos, con un capital de 116.000 millones de dólares.


Miguel Angel De Renzis

Tags:

También te puede interesar