Cargando... El Portal de la Ciudad de Reconquista

Búsquda


Nacionales

Acuña: “El inicio de clases está garantizado para el 2 de marzo”

El pasado jueves se realizó el primer encuentro con los sindicatos. No se pudo avanzar en mejora salarial por la falta de presupuesto de la Ciudad. También se refirió a la Unicaba y el Secundario del Futuro

En medio de las negociaciones paritarias y a días del inicio de clases, Soledad Acuña, Ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, recibió a este diario en el nuevo edificio de la cartera educativo en la Villa 31. En una entrevista exclusiva aseguró que el comienzo del ciclo lectivo está garantizado para el próximo 2 de marzo aunque sostuvo que hoy es imposible llegar a un acuerdo salarial con los sindicatos por la falta de presupuesto porteño. Indicó que no habrá falta de vacantes aunque reconoció que en el secundario hoy muchos de los alumnos se están yendo del sistema público al privado.

Periodista:¿Cómo vienen las negociaciones paritarias? ¿Se puede garantizar el comienzo de clases para el próximo 2 de marzo?

 

Soledad Acuña: Ayer tuvimos la primera reunión con los sindicatos y en este caso nosotros tenemos una postura muy clara que es que las clases empiezan de acuerdo a lo que la Ley nacional indica en término de cantidad de días que son 180 de piso y empiezan cuando el Consejo Federal resuelve cuales son las fechas de inicio de clase y la fecha es el 2 de marzo. Si hay sindicatos que toman una medida política de fuerza es otra cosa pero las clases comienzan el 2 de marzo porque tenemos que garantizar los días de clases.

P.: ¿En qué términos se está llevando la negociación paritaria?

 

S.A.: Tenemos muy buen dialogo pero es una negociación que no se puede cerrar ni entrar en propuestas concretas porque la Ciudad está pasando por una situación particular: no tenemos cerrados cuales son los recursos reales y genuinos con los cuales contamos para administrarnos porque está en duda la co-participación. Si nosotros no sabemos con cuanta plata vamos a contar para llevar adelante nuestras obligaciones, no podemos fijar una pauta de aumento clara. Tenemos un compromiso con el presidente que asumió el jefe de gobierno de ser criteriosos para esperar esa discusión y esperar los otros acuerdos sindicales que van a fijar un marco para las provincias. L a Ciudad siempre va por encima de ese piso. Hoy un docente porteño, con la última cláusula gatillo está ganando $29.000 de bolsillo por jornada simple sin antigüedad, y en el caso de jornada completa que es el 70% de los docentes están cobrando $58.000 sin antigüedad, es decir el que recién empieza. Eso se pagó en febrero y se paga para marzo. Falta definir cuál es el plus para el 2020.

 

P.: ¿Qué piden los sindicatos?

 

S.A.: Los sindicatos son consientes de esta situación, ellos pidieron, los más grandes, la paritaria nacional. Y en las provincias nos pidieron que no nos despeguemos porque si la Ciudad sale a hacer una propuesta muy alta complica al resto de las provincias y hay una situación que a nivel económico hay que cuidar. El diálogo fue abierto y se plantearon muchos temas que hacen a las condiciones laborales, no solo salariales.

 

P.: ¿Cuándo se vuelven a reunir con los sindicatos?

 

S.A.: Estamos convocando el lunes para tres comisiones, vamos a fijar fecha la semana que viene después del primer encuentro por la paritaria nacional. Queremos darle certezas a los docentes pero por ahora es muy difícil. Los sindicatos que no tienen un partido político de referencia están con la vocación de empezar las clases. La única forma de defender la escuela pública es dejando las puertas de la escuela abierta y teniendo a los estudiantes adentro de las aulas.

 

P.: ¿Están garantizadas las vacantes para todos los alumnos?

 

S.A.: Se habla de la falta de vacantes porque tenemos un sistema en línea que pone en blanco sobre negro la cantidad de gente que se inscribió y no puede entrar a un lugar. En la Ciudad de Buenos Aires no faltan vacantes, nosotros garantizamos el 100% de cobertura de todas las familias que eligen la escuela pública, de sala de 4, 5 primaria y secundaria. En donde nos falta es de sala de 3 para abajo. En sala de tres cubrimos el 80% de los pedidos que tenemos, maternal que es sala de 1, 2 y bebes es donde quedan más relejados. Esto es porque construimos jardines con la edad escolar obligatoria para arriba.

P.: ¿Qué pasa con la cercanía?

 

Son muy pocos a los que les pasa. Más del 80% de los que se inscriben obtienen su lugar entre el 1 y el 2 lugar que eligen.

 

S.A.: ¿Creció la cantidad de chicos que a partir de la crisis se volcaron de la escuela privada a la pública?

 

P.: En estos últimos 20 años la escuela pública tuvo una pequeña caída al principio, se mantuvo en primaria muy estable con una tendencia a la baja, en inicial aumentó la demanda de la escuela pública porque se generó mucha oferta y los jardines son muy buenos. Pero donde hay una caída es en la escuela secundaria por eso apostamos a la Secundaria del Futuro.

 

S.A.: ¿Cuándo comienza la Unicaba? ¿Va a convivir con los institutos de formación docente?

 

P.: Toda la transformación educativa, depende de los docentes. Necesitamos docentes capacitados para los chicos del futuro y eso es formación inicial y capacitación para los que ya están en el sistema y tienen que re-entrenarse. El entorno va cambiando, con la tecnología. Hoy los chicos necesitan que les enseñemos a trabajar en equipo a comunicarse, a ser creativos, a tener capacidades, más allá de los contenidos para trabajar el día de mañana en empleos que hoy no conocemos.

 

S.A.: ¿Qué es lo que busca la Unicaba? ¿Por qué generó tanto rechazo?

 

P.: Lo que busca la universidad es mejorar la formación, para elevar el nivel de terciario a universitario. A nosotros nos faltan maestros, los jóvenes no lo eligen como carrera. Hubo una reacción muy fuerte sólo de los institutos de formación docente. Había temor al cambio, con el tiempo se discutió el proyecto. Se genera un esquema de convivencia en donde se crea la universidad para las áreas de vacancia, no solamente para la formación docente sino para otras áreas de desarrollo económico para la Ciudad, hay muchas áreas que están vacantes que desde la formación hay que cubrir. En paralelo los institutos de formación docente que tienen que entrar en un proceso de evaluación para la mejora. Hoy seguimos enseñando a enseñar como lo hacíamos hace 20 años y hay que entender que todo cambia. Hay carreras que casi nadie elige, el año pasado solo tuvimos tres egresados de la carrera de profesor de Física, seguimos haciendo esa carrera cuando en las escuelas se trabaja por campo de conocimiento. Tenemos una formación sobre conocimientos y no sobre capacidades. Los institutos tienen que adecuar la tecnología con la que enseñan. No vinimos a destruir la historia de la formación docente, pero hay que adecuarla.

 

P.: ¿Cuándo empieza a funcionar la Unicaba?

 

S.A.: Nosotros creemos que el comienzo de clases va a ser el año que viene. Hay que hacer un proceso de autorización de los organismos nacionales. No es un proyecto que tenga complicaciones. Vamos a tomarnos el tiempo necesario para armar los equipos docentes y en generar los consensos para que eso funcione.

 

P.: ¿De qué se trata el Secundario del Futuro? ¿Cómo se está implementando?

 

S.A.: Es el tercer año de implementación. Empezó en 19 escuelas. El conflicto se dio al principio por la vinculación de la escuela con el mundo del trabajo, lo que generó conflicto fueron las prácticas profesionales. A pesar de eso, siguió avanzando, tenemos resultados positivos, hay mejoras notables en los niveles educativos. En el segundo año se sumaron 25 escuelas más. Ahora empiezan al ciclo orientado. Nuestra idea es llegar al 2023 al 100% de las escuelas con Secundario del Futuro. Se enseñan, los mismos contenidos de otra forma. No se cambió la currícula. Pasamos de un modelo de asignatura segmentada a trabajar por campos de conocimientos. Lo que cambió es la forma en que los docentes se paran en el aula, en cómo le presentan los contenidos a los chicos y la forma en que se evalúa con un seguimiento mucho más personalizado.

 

P.:¿Qué evaluación haces sobre las pruebas PISA?

 

S.A.: Las pruebas Pisa, nos presentamos por tercer año solos y la tendencia es de mejora. La última dio por debajo de la anterior pero da por encima de la primera con lo cual la tendencia es positiva y la secundaria del futuro a punta a mejorar lo que PISA evalúa.

P.: ¿Cómo fue el primer mes del Ministerio dentro de la Villa 31?

 

S.A.: Nos mudamos hace un mes, empezamos con el proyecto hace casi cinco años porque era casi a fines de la gestión de Esteban Bullrich. Al principio los empleados eran escépticos y pensaban que no iba a pasar, a medida que iba avanzando hubo preocupación. Empezamos a hacer un trabajo de comunicación, empezamos a hacer encuestas para saber que comían, cuanto gastaban, que colectivos se tomaban, que hacían después del trabajo, designamos líderes por piso para que cuenten las experiencias y trasmitan la información. Cuando la obra empezó a avanzar organizamos visitas para que vean que no era en el fin del mundo, tiene todas las estaciones de colectivos. Pasaron del Escepticismo al miedo y la verdad es que ahora la gente está feliz. El lugar de trabajo es mucho mejor que el anterior, están todos a disposición. El comedor es el hit, es el lugar de encuentro social y vieron que no es inseguro y en el barrio además hay mucha expectativa.

 

Esto trae desarrollo y la mirada del progreso porque es educación, además estamos en un polo educativo porque acá al lado está la escuela que empezó a funcionar el año pasado y es la primera pública dentro del barrio y el año pasado también, abrimos un centro de formación profesional, hay un jardín de infantes y se van a abrir dos escuelas más. Además levantamos la escuela Banderita que es histórica. Lo queríamos transmitir como herramientas para poder progresar.

P.: En el último año no hubo tomas, y fue un año político… ¿Cómo se logró ese cambio?

 

S.A.: Es un proceso de aprendizaje con toda la comunidad. Había que desnaturalizar el proceso. Nos habíamos acostumbrado a contabilizar todos los años las tomas. Los rectores negociaban con los alumnos en las tomas. No es normal y no está bien. Una medida de fuerza se toma cuando no estamos en democracia y hoy hay millones de canales de diálogos abiertos. Y no podemos dejar a menores de edad solos en las escuelas y eso quedó demostrado con lo que pasó en el Nacional Buenos Aires. Era necesario responsabilizar a los padres por los actos de los chicos.

 

Hay una ausencia de adultos en el proceso educativo. Los padres delegan en la escuela la enseñanza y la crianza. Hay que devolverle el rol a cada uno. Hay que entender los límites. Nos focalizamos en el diálogo.

 

P.: ¿Las familias están presentes en la educación?

 

S.A.: La familia tiene que estar presente de distintas maneras. El maestro está para que le explique los contenidos, los padres tienen que preguntarles a sus hijos cómo le fue en la escuela y hacer sentir al niño que al adulto le importa cómo fue su jornada cuando estaba en el colegio. Cada uno tiene que estar presente en su lugar, sola ni la maestra ni la directora no puede hacer nada.

 

P.: ¿Te preocupa el UPD?

 

S.A.: Nos preocupa y nos ocupa el UPD, último primer día de clases. Se van de fiesta el día anterior de empezar las clases y el chiste es llegar borracho y seguir de caravana. Ahora lo organizan las familias en los chats de padres. Entre el boliche y la escuela van a una plaza y esto lo autorizan las familias. Hay una falta de adultos es enorme.

Tags: