Cargando... El Portal de la Ciudad de Reconquista

Búsquda


Nacionales

Una multitud esperaba en la puertas de los bancos y podría haber riesgos de contagios

Este viernes los bancos abrieron sus puertas para que jubilados y beneficiarios de la AUH cobren sus haberes. Ante el aislamiento social preventivo por la pandemia del coronavirus, la espera para acceder a entidades se hace de distintas maneras. Algunos clientes no respetan la cuarentena.

Fuente: Sin Mordaza.

Los bancos reabren hoy sus puertas exclusivamente para pagar jubilaciones, pensiones o planes sociales de personas con DNI terminados en 0, 1, 2 ó 3. Que “no posean tarjeta de débito”, en el marco de la aplicación de “estrictos controles” para no perjudicar la cuarentena.

Así lo informó hoy el Banco Central, al indicar que en las sucursales habrá un “estricto cumplimiento” de las normas de aislamiento social por el coronavirus.

Sin embargo, el movimiento en las principales ciudades de la provincia hace pensar que la cuarentena quedó de lado. Largas colas de clientes desde la madrugada en la zona de bancos, el tránsito que comenzó a llenarse y el no respeto de la distancia entre personas, familias con hijos y embarazadas, hacen pensar que puede venir algo peor en relación al contagio de coronavirus.

En tanto, el gremio bancario ya adelantó que “sólo ingresará una cantidad de personas limitada, de acuerdo con el número de cajas disponibles”.

A raíz de ello, en distintas surcusales de bancos de las principales ciudades de la provincia, el panorama llama la atención ya que en algunos lugares se cumple de manera estricta y en otro, no tanto.

En Santa Fe y Rosario

Ya de madrugada se podía ver en las principales entidades bancarias de la zona centro y en avenida Aristóbulo del Valle, largas colas de clientes a la espera de ser atendidos. Muchos de ellos, ni siquiera respetaban la distancia mínima de un metro para evitar la propagación del coronavirus. Además, muchos beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo fueron con menores, incluso había mujeres embarazadas en las filas.

No había amanecido y en las sucursales del microcentro rosarino y también de zona norte, jubilados y jubiladas –en su mayoría– aguardaban una detrás de otra, que empiece la atención. En Zeballos y España, en el Banco Piano, la cola llegaba a 300 metros, según informaron desde Radiópolis (Radio 2). “Vine a la 1 de la mañana y soy quinto porque viene mucha gente”, señaló uno de los hombres que hacía fila. Algunos habían llevado reposeras para descansar y otros habían improvisado asientos con cajones de frutas. Muchos usan barbijos.

En Rafaela

El banco de esa localidad dispuso que la espera se realice de manera ordenada, con sillas plásticas apostadas en la calle frente a la entidad. Allí los clientes esperarán su turno de modo que se respeten las medidas de aislamiento recomendadas.

Otra de las localidades de las que Sin Mordaza tuvo información es Angélica. Si bien es un pueblo chico, sus habitantes hicieron fila sentados cerca de las puertas del banco.

Recomendaciones

El Banco Nación recomendó que los jubilados o beneficiarios sociales que posean su tarjeta de débito eviten concurrir a las sucursales o cajeros “ya que pueden abonar sus consumos con la tarjeta o efectuar sus pagos de servicios a través de internet”, en la página oficial de la entidad financiera.

Puntualizó que los beneficiarios del sistema de seguridad social que necesiten retirar su tarjeta pueden hacerlo en las cajas habilitadas” y subrayó que las gestiones de blanqueo de claves pueden hacerse desde sus casas a través de la web o de la aplicación del banco en el teléfono celular.

Tags:

También te puede interesar