El Gobierno destinará fondos de la AFI para enfrentar la pandemia del coronavirus



Se utilizarán para el programa de médicos comunitarios y otros 50 millones en subsidios para la producción de los test rápidos, desarrollados por el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

El Gobierno destinará 77 millones de pesos, provenientes de una disminución de los gastos reservados de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), para el programa de médicos comunitarios y otros 50 millones en subsidios para la producción de los test rápidos, desarrollados por el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

La medida se oficializará en las próximas horas en el Boletín Oficial a través de una decisión administrativa que modificará el Presupuesto, firmada por el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en el marco de las facultades otorgadas por el DNU 457/2020.

El DNU establece que “se destinarán 77 millones de pesos, provenientes de una disminución en los gastos reservados de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), al programa de médicos comunitarios del Ministerio de Salud“, precisó el portavoz.

“Esos fondos -puntualizó- serán transferidos para fortalecer los equipos de salud comunitaria que se encuentran trabajando en el sistema público en las provincias”.

Asimismo, agregó que la decisión administrativa de Cafiero “compensa partidas presupuestarias para destinar $ 50 millones en subsidios de apoyo a la innovación tecnológica y puesta en producción de los test rápidos desarrollados en el país, vinculados con la detección del COVID-19″.

“A esos efectos -detalló-, los fondos serán girados al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación para financiar a las instituciones que tienen a su cargo el desarrollo de los mencionados kits diagnósticos, con el fin de promover su producción a gran escala y así poder abastecer al mercado interno y, eventualmente, para su exportación”, apuntó la fuente.

El 16 de mayo pasad,  el presidente Alberto Fernandez presentó un test de diagnóstico rápido y económico desarrollado por científicos argentinos para detectar el Sars-CoV-2, que alcanzará una producción de 100.000 unidades por semana en el corto plazo y permitirá extender los análisis de manera masiva.