Vicentin: Perotti presentó un proyecto que deja «de lado la expropiación»



Después de una reunión con Alberto Fernández en Olivos, Omar Perotti anunció que la IGJ de Santa Fe hizo una presentación ante el juez que tramita el concurso de Vicentin. En ella, plantea llevar adelante la intervención estatal que «rescate a la empresa» sin llegar a la expropiación. 

El gobernador de Santa Fe afirmó desde la Residencia de Olivos que el presidente Alberto Fernández «acompañó» una propuesta ante la Justicia, que se presentó este viernes en el marco del concurso de la empresa Vicentin. Esa propuesta abre un proceso de intervención «sin expropiación» de la cerealera, según aseguró Omar Perotti, tras una reunión con el presidente en la Residencia de Olivos.

El gobernador santafesino le presentó a Fernández un proyecto mediante el cual la provincia, a través de la Inspección de Personas Jurídicas, solicitará a la justicia que interviene en el concurso de acreedores, la «conformación de un Órgano de Intervención» durante todo el plazo que se extienda el proceso judicial y que no contempla una instancia de expropiación.

Se trata de una «alternativa superadora» a la propuesta que el Gobierno nacional dispuso mediante el DNU 552, ya que si bien prevé una intervención en la conducción de la cerealera no contempla la alternativa expropiatoria con la cual se pensaba avanzar mediante su análisis en el Congreso, el punto más resistido desde distintos sectores empresariales.

Según la propuesta, que Perotti aseguró fue «consensuada con el presidente», el nuevo órgano de conducción debería estar integrado por los dos interventores propuestos por el Poder Ejecutivo, Roberto Gabriel Delgado y Luciano Zarich, a los que se sumaría Alejandro Alberto Bento, a propuesta de la provincia.

Sobre el alcance de la intervención, el proyecto expone que «se trata de asumir las funciones de administración y representación, desplazando al directorio». Esta posibilidad que acercó el gobernador santafesino ya se venía trabajando en los últimos días, aunque se dio a conocer pocas horas después de que el juez de primera instancia en lo Civil y Comercial de la ciudad santafesina de Reconquista, Fabián Lorenzini, restituyó la administración de la empresa Vicentin SAIC a sus directivos, por un plazo de 60 días, y otorgó el rol de veedores a los interventores designados por el Ejecutivo. 

Perotti expresó que el presidente «acompaña» su propuesta porque «su mayor deseo es que la empresa sea rescatada y quede en manos de los argentinos», aseguró en declaraciones posteriores.

El gobernador manifestó su deseo de que la Justicia resuelva «en el menor tiempo posible» para que Santa Fe pueda poner «manos a la obra dentro del concurso, en resguardo de los intereses legítimos de los trabajadores, acreedores, pequeños y medianos productores, la provincia de Santa Fe».

En el fallo dado a conocer pasado el mediodía, el juez Lorenzini a la vez se declaró incompetente respecto del planteo de inconstitucionalidad sobre la medida adoptada por el gobierno nacional, presentado por accionistas de la cerealera santafesina. Según el escrito, la medida regirá por 60 días y podrá ser eventualmente prorrogada por un nuevo plazo. Para el juez, la intervención “ha signado el proceso concursal en una suerte de impasse” ya que amenaza “con afectar negativamente su giro comercial y actividad industrial”.

Vicentin SAIC se declaró en cesación de pagos el 5 de diciembre de 2019 ante una situación que consideró de “estrés financiero” que le hizo imposible afrontar sus compromisos comerciales y con entidades del sistema financiero local e internacional por unos US$ 1.350 millones.

Tras intentar sin éxito durante la feria judicial de enero arribar a un Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) con sus acreedores, el 10 de febrero presentó su propio concurso, luego de un pedido de quiebra de un acreedor.

El juez Lorenzini abrió el concurso el 5 de marzo pasado y hasta ahora se presentaron a verificar créditos 2.368 acreedores por un monto de 99.345 millones de pesos, aunque el plazo fue extendido hasta el 25 de agosto. El principal acreedor de la compañía es el Banco de la Nación Argentina, que reclama una acreencia de $18.128 millones.

“Hemos pedido la intervención de la Inspección de Personas Jurídicas de la provincia de Santa Fe ante el Juzgado del concurso para tener la administración de la empresa Vicentin y dejar de lado la expropiación”, dijo Perotti desde la residencia de Olivos, tras entregarle al presidente Alberto Fernández su proyecto.