El CEO de Vicentín se distanció del plan de Perotti



Máximo Padoan, director ejecutivo de la cerealera, dijo que con este proyecto «se les están quitando derechos a los accionistas».

Máximo Padoan, director ejecutivo de la empresa Vicentin, manifestó sus disidencias con la iniciativa del gobernador de Santa Fe, Omar Perotti de intervención de la cerealera: “En el primero (por el DNU que firmó Alberto Fernández) habían dos interventores, mientras que en el otro (el de Perotti), tres”, y denunció que “se les están quitando derechos a los accionistas”.

En diálogo con el programa “Alguien tiene que decirlo”, que conduce Eduardo Feinmann por Radio Rivadavia, Padoán sostuvo que “seguimos siendo los dueños de Vicentin. Y  fuimos reinstaurados en el directorio por el juez concursal, después de ser desplazados por el DNU”.

 

“Las soluciones que van apareciendo son cada vez peores. El ‘Plan Perotti’ es peor que la expropiación por una ley del Congreso”, dijo el empresario. Y agregó que “es una confiscación, porque están pidiendo que ingresen interventores por tiempo indeterminado. Es una expropiación de facto y sin indemnizar”.

El “Plan Perotti”, que por ahora congeló la idea de enviar al Congreso un proyecto de expropiación, propone intervenir la cerealera hasta que se resuelva el proceso judicial del Concurso de acreedores pedido por la empresa Vicentin

Con respecto a la situación de la productora de granos, Padoan aseguró que “no tenemos ningún hecho de corrupción comprobado”, y destacó que “no dejamos de pagar los sueldos ni un solo día y estábamos reactivando la empresa a un 60 o 70%. Iba todo en un carril normal”.

Informe inverosímil

En ese sentido aseguró que el informe del economista y director del Banco Nación, Claudio Lozano, que se utilizó como base para toda el avance detrás de la intención de expropiar Vicentin, “dice una cantidad impresionante de cosas inverosímiles”.

Padoan dijo que confía en que la Justicia “seguirá haciendo que se respete la división de poderes”. Y destacó el fallo del último viernes en el que el juez que entiende en la causa puso en pausa la intervención y le devolvió la conducción de la empresa a los accionistas.

 

El ejecutivo también desmintió las versiones del Gobiernos que indicaban una posible compra de Vicentin por parte de jugadores extranjeros: “No queríamos vender sino buscar socios, pero la extranjerización no la veo por ningún lado”. Y agregó: “El nuestro es un mercado de commodities. no estamos en un rubro de mercado doméstico, no es problema de soberanía alimentaria”.

Por último, destacó la gran convocatoria del banderazo del sábado. “Fue algo muy emocionante y movilizador, porque hubo un pedido de respetar la justicia, la independencia de poderes, la libertad y la propiedad privada”.