Gabriel Martino: “Los casos como Edesur o Vicentin lamentablemente no generan confianza”



El ejecutivo, además, se refirió a la negociación del Gobierno por el pago de la deuda con los bonistas privados: «Es una condición necesaria, pero no es suficiente para resolver los problemas de la Argentina»

El ex presidente del banco HCBC en Argentina, Gabriel Martino, aseguró hoy que los casos de las empresas Vicentin y Edesur “lamentablemente no generan confianza” para que los inversores lleguen al país, y aseguró que solucionar la renegociación de la deuda con los bonistas extranjeros “es una condición necesaria, pero no suficiente, para resolver los problemas de la Argentina”.

“Los fondos de inversión, como cualquier persona, cualquier argentino que quiere invertir, lo que necesita es confianza, reglas de juego claras, y lamentablemente los casos de Edesur o Vicentin no generan esa confianza”, indicó.

Sobre la afirmación del presidente Alberto Fernández sobre que no cree en los planes económicos, Martino aseguró que “eso es justo lo que no hay que decir”, porque “Argentina no sólo necesita un plan, sino también cómo ejecutarlo”. “Las dificultades que tiene el país con relación a otros con los que competimos por inversión son muy grandes, necesitamos dar las condiciones para que el capital venga, de una vez por todas; necesitamos tener un plan de corto y mediano plazo”, aseguró en declaraciones a radio Mitre.

En esta línea, el ejecutivo insistió en que se necesita confianza para que haya “ahorro e inversión” para “generar empleo sustentable, y todo el arco político, y Gobierno por Zoom, deberían sentarse en una mesa para tratar de hacer eso y que la inversión venga”.

Así, Martino hizo una diferencia entre cómo el Gobierno encaró la pandemia del coronavirus con relación al resto de los países. “Todos estamos complicados, pero ellos lo resolvieron como lo hacen los países normales, con acceso al crédito para paliar la situación, esa es la intervención del Estado que se necesita”.

Además, y en referencia a la negociación del Gobierno por el pago de la deuda con los bonistas privados, consideró que “es una condición necesaria, pero no es suficiente para resolver los problemas de la Argentina”. “No es un plan en sí, este Gobierno ganó las PASO y debió prepararse para resolver los problemas, y ya va a pasar un año desde ese momento, o desde diciembre, cuando asumieron, y todavía estamos yendo y viniendo. Realmente, eso es algo que al inversor no le gusta”.

Por último, advirtió que se está emitiendo “una cantidad de pesos como nunca, eso es un problema y hay que resolverlo”. “Argentina necesita ir camino a la normalidad, esto va más allá de un Gobierno, si es Alberto (Fernández), Cristina (Kirchner), Mauricio (Macri), Horacio (Rodríguez Larreta). Necesitamos poner las bases para que Argentina crezca, el capital no va a llegar de un día para el otro”.

Martino, que dejó la conducción de la filial argentina del HSBC Argentina en octubre del año pasado para mudarse a Inglaterra, es uno de los ejecutivos que se manifestó en contra de una eventual avanzada del Estado sobre la empresa Edesur, a raíz de las críticas de un grupo de intendentes del conurbano bonaerense.

A través de las redes, apoyó la consigna de que “hoy más que nunca necesitamos a las empresas privadas trabajando para superar la emergencia; respeto a los contratos, las empresas y la propiedad privada”.