Cargando... El Portal de la Ciudad de Reconquista

Búsquda


General

Volcó un camión con cerdos en Pilar y vecinos los carnearon en la calle

Ocurrió esta tarde en el barrio El Manantial. Los animales fueron cargados en baúles de autos y hasta en carros de supermercado.

Un camión que transportaba entre 10 y 15 cerdos volcó este martes por la tarde en un barrio del partido de Pilar y un grupo de vecinos, tras percatarse de la situación, se acercó hasta el lugar del accidente para llevarse los animales en sus vehículos y carros de supermercado, en algunos casos después de haberlos degollado en el medio de la calle. Todo ocurrió a plena luz del día, cerca de las 15, y fue filmado por testigos.

Las imágenes que se viralizaron en las redes sociales muestran al camión jaula ya volcado al costado de una calle del barrio El Manantial. Según se supo, el conductor del transporte perdió el control del mismo al querer doblar en una calle angosta y terminó sobre la vereda tras morder una zanja.

Producto del vuelco, algunos de los cerdos salieron de la jaula. Decenas de personas que advirtieron el siniestro fueron hasta la zona y se posicionaron alrededor y encima del rodado, tratando de capturar a los porcinos. Los atraparon utilizando sogas o sosteniéndolos entre varios.

Después, algunos de los cerdos fueron carneados en el lugar y a la vista del resto de la gente. Otros directamente fueron arrastrados hasta los baúles de autos o cajas de carga de las camionetas. En los videos, en los que se escuchan los gruñidos de los porcinos y las quejas de vecinos, también se observa a uno de los animales siendo cargado en un carro de supermercado.

Según consignó el sitio Pilar a Diario, otros habitantes de los alrededores denunciaron que todo ocurrió ante las miradas de efectivos de policía, que no intervinieron.

“Fue la policía y no hicieron nada. Fueron los bomberos y no hicieron nada. La gente empezó a publicar en los grupos del barrio para ir a cazar los chanchos. Empezó a salir la gente a matar y a cazar”, contó una vecina a medios locales.

“La gente les pegaba con martillos en la cabeza para matarlos; a algunos los descuartizaron, les abrían la cabeza y se los llevaban a la casa. Fue una película de terror”, acotó otro, todavía asombrado por lo que acababa de ver.