La provincia saldó deuda de Planes de Manejo y Conservación de los Bosques Nativos



El aporte entregado tiene como objetivo compensar a los titulares de las tierras en cuya superficie se protegen bosques nativos de acuerdo a sus categorías de conservación.

El gobierno de Santa Fe, a través del Ministerio de Ambiente y Cambio Climático, saldó la deuda correspondiente a los años 2018 y 2019 de los Planes de Manejo y Conservación de los Bosques Nativos. Se transfirieron más de 33.000.000 de pesos a titulares de tierras de la Cuña Boscosa y la región correspondiente al parque chaqueño del norte provincial en cuya superficie se protegen bosques nativos, con categorías de conservación amarrillo y rojo.

Este accionar forma parte de la Ley Nacional Nº 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos. La provincia de Santa Fe se encuentra adherida a la misma a través de la Ley Nº 13.372.

“En este primer año de gestión saldamos la deuda de los años 2018 y 2019, por una decisión concreta del gobierno nacional de agilizar la entrega de fondos y el compromiso del gobierno provincial que estableció como prioridad de gestión dar respuesta a los propietarios de los campos que tienen la voluntad de conservar los bosques nativos de Santa Fe”, indicó la ministra de Ambiente y Cambio Climático, Erika Gonnet.

“Es una tarea fundamental su conservación por los servicios ambientales que éstos brindan a la sociedad, el gobernador Omar Perotti tiene un claro compromiso en poner en valor el Norte santafesino, un sector de nuestra provincia postergado desde hace mucho tiempo siendo esta deuda un ejemplo de ello”, agregó.

El beneficio consiste en un aporte no reintegrable de acuerdo a la categorización de bosques nativos, generando la obligación en los titulares de realizar y mantener actualizado un Plan de Manejo y Conservación de los Bosques Nativos conforme lo dicta la Ley.

“Es una política de Estado la conservación de nuestros bosques nativos, Santa Fe pasó de tener 8 millones de hectáreas a cerca de 1,5 millones; el Estado tiene que estar presente dando respuestas concretas para que la situación no empeore”, resaltó. Y agregó que “a lo largo de este año se produjeron incendios en la zona que agravaron la situación, debido a malas prácticas productivas y a la sequía histórica, el momento de actuar es ahora necesitamos un cambio cultural en los procesos productivos avanzando hacia un modelo de desarrollo sostenible”.

En ese sentido, Gonnet recordó que “esta gestión de gobierno implementó la guía digital de tránsito de madera y autorización de trabajos en bosques como una medida concreta de conservación”.

Las tareas que el Estado contempla entre los planes son, principalmente, limpieza de alambrado, cortafuegos, poda, caminos de circulación de ganado y adquisición de herramientas para el desarrollo de las actividades.

“Insistimos en que la acción climática es ahora y desde el gobierno provincial avanzamos con hechos concretos, contribuyendo a la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero a través de la reducción de la deforestación y la degradación forestal, y aumentando la captura de gases de efecto invernadero mediante restauración y recuperación de bosques nativos degradados; son acciones que forman parte de los planes de adaptación y mitigación contra el cambio climático”, concluyó la ministra.