Organizaciones Feministas denunciaron al Periodista Odasso



Dos periodistas de la ciudad de Reconquista fueron denunciados por racismo, estigmatización social, violencia simbólica, mediática y de género. La denuncia fue presentada ante la Defensoría del Pueblo, la Subsecretaría de Derechos Humanos y ante el Concejo Municipal en el Concejo de la Mujer y la Comisión de Derechos Humanos.

La Colectiva Feminista Savia, con el acompañamiento de una veintena de organizaciones feministas y de lucha por los derechos humanos y de las mujeres, presentaron una denuncia contra los periodistas José Odasso y Silvio Batistuta.

La denuncia textual

Las organizaciones sociales abajo firmantes, nos dirigimos a Ud. para presentar los audios que se adjuntan, y solicitar se tomen las decisiones pertinentes para evitar que hechos como estos continúen realizándose impunemente:

Los audios mencionados, refieren a una entrevista (si es que así puede llamarse a lo que concebimos como un acto de violencia mediática atroz) realizada el día viernes 22 de enero, a las 9 de la mañana aproximadamente, desde el programa radial Vía Libre,  que se emite en la emisora 96.1, Radio Diez, conducido por el Lic José C Odasso.

El hecho, a cargo del movilero radial Silvio Batistuta, sucede en Barrio Nuevo (uno de los tantos de Reconquista cuyos habitantes son, en gran parte, familias de escasos recursos económicos y, por tanto, atravesadas por las más diversas complejidades sociales), lugar donde una mujer es increpada por Batistuta, micrófono al aire, acerca de la crianza de sus hijes. Por lo que se puede deducir de la escucha, la acción de someter a la Sra. a un juicio implacable, responde a una denuncia, que no se sabe quién ha hecho llegar a la producción de programa, y con esa fuente anónima (al menos para la denunciada como para audiencia) asistimos a un despiadado interrogatorio, cual recidiva de tiempos inquisitoriales.

En el transcurso de la “entrevista” pueden observarse connotaciones racistas, aludiendo a la condición de gitano del padre de les niñes y a ciertas costumbres que responden a la idiosincrasia de este pueblo. ¡Pero esto, es sólo el comienzo!

¡Luego de esta referencia “ad hoc” sobre la identidad paterna, Batistuta comienza un repertorio de preguntas absolutamente tendenciosas, poniendo a la mujer en el lugar del banquillo de acusada, viéndose obligada a responder sobre cuestiones personales, como por ejemplo si cobra AUH, o tarjeta alimentaria -es más, le discuten diciéndole cuánto debería estar cobrando según las cuentas que hace el conductor Odasso, desestimando lo que ella dice! Dejándola así como una mentirosa- ¿Será que Odasso o Batistuta, si alguien, con micrófono en mano de una radio, le preguntan cuánto cobran les parecerá adecuado y lo responderían?

Los minutos se suceden, y con total impunidad, los inquisidores se dedican con saña a revisar cada trozo de la vida de esa familia, bajo la supuesta preocupación por la situación de les niñes: – “Ud. fuma?” – le preguntan- “¿su marido es alcohólico?” Mientras tanto, se van leyendo mensajes de oyentes que, bajo a licencia del anonimato, acribillan con relatos de la vida familiar, como que el padre se emborracha; o que no cuidan a les niñes, que salen a vender cosas con un papelito que dice no sé qué… en fin, una ristra desvergonzada de acusaciones como si fueran dioses posicionados en el altar de la verdad y la justicia. Es que, para que sea completita la lección moral, para cerrar la nota, le dan a la entrevistada “un tirón de orejas” reprochándole lo mal que está obrando y qué es portarse bien. Para más precisión aún, el Sr Odasso se presenta a sí mismo como modelo a seguir, y se auto vanagloria de cuánto ayuda y solidario es, terminando con el irreductible consejo de que no hay que darle dinero a les niñes que piden por las calles.

 

Otra situación que llamó la atención es la intervención de la Delegada en Reconquista de la Secretaría de Niñez, adolescencia y familia, AS Graciela Cereijo, que lejos de poner en cuestión este deleznable procedimiento, se suma al proceso inquisitorial aportando más datos que exponen aún más a la mujer y su familia.

Relatados, de modo muy conciso, los contenidos de este episodio radial, como organización feminista y de derechos humanos, no podemos menos que preguntarnos hasta cuándo se deberá seguir soportando la violencia mediática y clasista, la prepotencia y atropellos de algunes periodistes locales ¿Con qué derecho se presentan en una casa para obligar a una persona (que, al igual que esta vez, en la inmensa mayoría de las veces son mujeres) a desnudarse o desnudarla, por la fuerza, frente al micrófono, aprovechándose de la confusión que produce lo inesperado; o también del poder que concede cierta ventaja simbólica además de ser portadores de un micrófono? ¿Alguna vez han tenido un comportamiento similar con personas de otras clases sociales? ¿Alguien, tal vez, escuchó a Odasso o a Batistuta increpando a profesionales de la medicina, la abogacía, ingeniería u otra de rango universitario?

¿Miembros del poder judicial? ¿personas pertenecientes al poderoso y rico empresariado local o regional? Aun inmersos en los coletazos de la gravísima crisis desatada en la empresa Vicentín, no recordamos que su sagacidad periodística haya puesto en el tapete la intimidad de los miembros de esa familia, ni mucho menos preguntarles sobre cuánto ganan y, menos aún, por supuesto, decirles que lo que hicieron está mal!

Discursos como éstos, cargados de desprecio, estigmatización y prejuicios discriminatorios; son los que luego producen/construyen un “sentido común” donde lo que gana es el prejuzgamiento, las habladurías, los rumores, los resentimientos entre familias vecinas, la desconfianza, la ruptura del lazo social. Abusarse de la falta de recursos (simbólicos y materiales) de algunos sectores sociales para someterlos a semejante linchamiento, no sólo genera repudio sino, sobre todo, una revulsiva repugnancia.

Por lo expuesto, denunciamos al Sr José C Odasso y a su movilero Silvio Batistuta por violencia mediática, simbólica y de género. Por difundir un discurso racista y de estigmatización social.

Colectiva Feminista Savia

Adhieren:
Mujeres en Movimiento por la Igualdad de Género Avellaneda
Foro Infancia Robada Reconquista
Colectiva Lentes Violetas Romang
Desde el Pie, Barrio Ludueña Rosario
Sangre Fucsia, La Gallareta
Gestar, Nacer, Criar libres, Santa Fe
LÁ TEATRAL Compañía
Doulas Feministas, Santa Fe
Las Pauluzzi
Insurgentes, Venado Tuerto
Juanas
Area de la Mujer María Juana
Gestando Sororidad, Tostado
Frente ESI Rafaela
NI Una Menos Las Rosas
Indeso Mujer, Rosario
La Viaranza Colectiva, Rosario
Chicas Insolentes, Malabrigo
Nos queremos libres, La Gallareta

 

Fuente: ReconquistaSF