Podrían imputar de homicidio culposo al personal involucrado en el parto del bebé de Vera



Fuente:Sinmordaza

La Justicia investigará si hubo impericias o negligencias de las personas encargadas de asistir el nacimiento.

El fiscal Regional de Vera y Reconquista, Dr. Rubén Martínez, adelantó que el personal que estuvo involucrado en el parto del bebé que nació sin vida en el hospital de Vera, podría ser imputados por homicidio culposo en caso de corroborarse la existencia de impericias o negligencias.

“Vamos a investigar si los procedimientos médicos que se aplicaron son los aconsejados a las circunstancias, para averiguar si hubo impericias o negligencias de las personas encargadas de asistir el parto. De aparecer algunas de esas circunstancias, estaríamos frente a un homicidio culposo”, explicó Martínez a Mañana OH!.

El letrado narró que, en el día de ayer, mantuvo un encuentro con los familiares del niño, la abuela y una hermana del padre, para tomarles testimonio. “Escuché y los informé de todo lo que hizo el fiscal de turno al momento de recibir la denuncia: El secuestro de la historia clínica, la exhumación del cadáver, la autopsia, di instrucciones de las líneas investigativas que faltan y designé a un nuevo fiscal”, manifestó.

Asimismo, Martínez adelantó que el personal que estuvo involucrado en el parto habría sido apartado preventivamente, habida cuenta de la existencia de una denuncia penal. Por otro lado, aseguró que, los estudios anteriores al embarazo, no mostraron ninguna complicación, ni en la madre como tampoco en el bebé. Sin embargo, dado que el niño pesaba unos 4 kilos 600 y tenía 52 centímetro de largo dentro del vientre de la madre, una fisonomía poco habitual para un nonato, “se investigará si el procedimiento fue adecuado para estas circunstancias y condiciones”.

“Vamos a solicitar el auxilio de las agencias médicas para llegar a una conclusión. Hay datos casi ciertos de que no se habrían aplicados los procedimientos adecuados, pero no quiero arriesgarme a plantearlo como una cosa segura”, finalizó.

El caso

La acusación se basa en que la doctora no atendió en tiempo y forma a la joven de 22 años, Talía Concepción Fontana. El 20 de enero ingresó al hospital de Vera con trabajo de parto y muchos dolores. A las 16:30 rompió bolsa pero no fue hasta el jueves 21 que, pasada la medianoche, se llevó a cabo el parto.

 

«La doctora Constantini, agarró una tijera y no cortaba nada, agarró otra tijera y tampoco cortaba nada, entonces agarro un cuchillo y en el afán de agrandar la cavidad uterina, al colocar el cuchillo, le cortó el lateral izquierdo del cuello del niño. La doctora Camila Wagner dijo que el bebé estaba muerto: tenía el cráneo roto, las manitos todas lastimadas, el tórax destrozado y la madre también totalmente destrozada física y psíquicamente’’, dijo María Isabel Fontana, madre de la muchacha y abuela de la criatura.