Ante el aumento de fiestas clandestinas, analizan penas más duras



Las sanciones más graves recaerían en los organizadores de los eventos.

El gobernador Omar Perotti ingresó al Senado una iniciativa para agravar sanciones contra personas que violen las disposiciones sanitarias. El proyecto que establece un “Régimen Sancionatorio Especial”, tipifica una serie de infracciones a las medidas preventivas decretadas en el marco de la pandemia.

Entre los fundamentos del proyecto firmado por el mandatario provincial y el ministro de Gestión Pública, Marcos Corach, se afirma la necesidad de «establecer un agravamiento a las sanciones por el incumplimiento de las disposiciones sanitarias preventivas para evitar la propagación del Covid-19 y las complicaciones que al sistema de salud le generen esas acciones desaprensivas e indolentes, que se desentienden del esfuerzo que los agentes de salud y las instituciones en las que actúan desarrollan, y que la mayoría de la población acompaña”.

De ser convertida en ley, el Régimen Sancionatorio Especial será complementario del Código de Convivencia de la provincia de Santa Fe (ley 10.703 y modificatorias) y tendrá vigencia mientras dure la emergencia pública.

En rigor, la iniciativa aumenta el monto de las multas en los casos de incumplimiento de diversos ítems en el marco de la emergencia sanitaria, que van desde el no uso de elementos de protección de nariz, boca y mentón hasta ocultar información de síntomas sospechosos de coronavirus.

Sin embargo, la medida hace especial hincapié en las fiestas clandestinas, uno de los principales focos de contagios, por lo que se fija un aumento a las sanciones para personas que participen de ese tipo de eventos y para sus organizadores. Así, se establece que las multas pasarían del valor actual (13.500 pesos) a montos de entre 135 mil y 225 mil pesos, según el caso.