La presencialidad escolar vuelve a tambalear en los grandes conglomerados



Los gremios realizaron el primer relevamiento semanal de la situación epidemiológica y el segundo respecto a las condiciones edilicias.

De acuerdo al último relevamiento semanal realizado por AMSAFE y ATE Rosario, el 42 por ciento de los establecimientos educativos relevados en la ciudad tienen burbujas aisladas y el 20 por ciento casos de COVID positivos.

Situación similar se repite en el resto de los grandes conglomerados, alertaron desde el gremio docente, por lo que insistieron en la necesidad de aplicar y actualizar protocolos, promoviendo el uso del barbijo y de todos los espacios que tengan ventilación cruzada, y la creación de las burbujas y grupos reducidos que sean necesarios en función de los espacios y la cantidad de alumnos.

El aumento de contagios en Santa Fe, vuelve a poner en la mira la continuidad de la presencialidad escolar, pese a que el Gobierno anunciara que los alumnos en las aulas sería una prioridad.

Tras 67 días, la provincia reportó ayer más de mil casos en un día y superó los 230 mil infectados. Este martes se registraron 19 muertes y 1.229 nuevos casos de coronavirus. Desde el pasado 22 de enero (1.047) que no se supera el millar en una jornada.

El informe en Rosario demuestra que, hasta el pasado viernes, que casi la mitad de las escuelas relevadas tenían burbujas aisladas por casos sospechosos y confirmados. Quienes presentaron síntomas fueron mayoritariamente: 41 por ciento alumnos, 39 por ciento docentes, y un 20 por ciento entre asistentes escolares y directivos. El 20 por ciento de las escuelas relevadas tuvo casos de COVID-19 positivo.

Si bien cada región posee sus particularidades, desde AMSAFE sostuvieron que la postal de Rosario podría replicarse, principalmente, en las grandes ciudades con características similares a la del sur provincial.

«Vemos que la cantidad de establecimientos que tienen que estar aislados es creciente y bastante importante en la última semana. Con esto queremos ir hacia reforzar la política de una presencialidad cuidada y por supuesto a plantear la necesidad de ser muy rigurosos en la aplicación y actualización del protocolo de parte del gobierno», apuntaron desde el gremio.

En tanto, el relevamiento sobre los edificios educativos arrojó que el 31 por ciento de las escuelas relevadas no tienen ventilación cruzada, el 36,8 por ciento tienen dificultades en la provisión de agua, y el 31,6 por ciento no cuenta con Red cloacal. En el 30,4 por ciento de los establecimientos los baños se encuentran entre malos y regulares (malo 10,5 por ciento regular 28,9 por ciento), y en el 14 por ciento no existen lugares de recreo con posibilidad de separación de grupos.