Perotti anunció las nuevas restricciones



El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, habló en la noche de este domingo y amplió las restricciones.

Los bares deberán cerrar una hora antes

El nuevo decreto provincial establece que bares y restaurantes deberán cerrar a las 23 y no se podrá ingresar a un bar después de las 22.

Hasta el 21 de mayo de 2021 inclusive los locales gastronómicos (comprensivo de bares, restaurantes, heladerías, y otros autorizados a funcionar como tales, con concurrencia de comensales), deberán observar las siguientes disposiciones:

a) No podrán extender su actividad más allá de las veintitrés (23) horas, excepción hecha de los Departamentos Rosario y San Lorenzo, en los que el límite serán las diecinueve (19) horas.

b) No se permitirá el ingreso de personas a los locales para la permanencia en los mismos, a partir de las veintidós (22) horas en la totalidad del territorio provincial excepción hecha de los Departamentos Rosario y San Lorenzo, en que la limitación regirá a partir de las dieciocho (18) horas; En éste último caso los locales solo podrán atender a su clientela en espacios habilitados al aire libre.

c) Las autoridades municipales y comunales deberán especificar en cada caso la cantidad de mesas que corresponda, a los fines de cumplir con el coeficiente máximo del treinta por ciento (30%) de ocupación de las superficies cerradas. Esta determinación deberá informarse al público en lugar visible en el ingreso, tanto en referencia a las superficies cerradas, como en relación a las mesas habilitadas al aire libre.

d) La concurrencia simultánea de público asistente en los locales de los salones de eventos autorizados a funcionar como bares y restaurantes, no podrá exceder en ningún caso de cien (100) personas.

e) Durante la vigencia del horario de restricción a la circulación vehicular establecido en el Artículo 7º del presente decreto, los locales comprendidos en este artículo podrán funcionar en las modalidades de reparto a domicilio (también conocida como “delivery”) y de retiro (también denominada “take away”), siempre que esta última se realice en locales de cercanía de la clientela.

Los comercios deberán cerrar a las 19 horas

El gobierno provincial extendió la obligación a los comercios de cerrar a las 19 hs y 20 hs para los que comercializan alimentos.

“En todo el territorio provincial, desde el día 3 al 21 de mayo de 2021 inclusive, la actividad del comercio mayorista y comercio minorista de venta de mercaderías, con atención al público en los locales, podrá extenderse todos los días de la semana hasta las diecinueve (19.00) horas; y hasta las veinte (20) horas, los que comercialicen productos alimenticios. El factor de ocupación de la superficie cubierta de los locales, destinada a la atención del público, no podrá exceder del treinta por ciento (30%)”, explicó el gobierno provincial tras la firma del decreto de Omar Perotti.

Si bien esto ya se venía dando, la diferencia es que ahora tendrán la restricción para circular solo una hora después y tanto propietarios como empleados no son considerados esenciales por lo que si están circulando en vehículos después de las 20 podrían ser multados.

No se podrá andar en auto ni moto desde las 20

Omar Perotti habló mediante un video grabado donde dejó más dudas que certezas, minutos más tarde se dio a conocer el decreto que ya fue firmado y allí se aclararon varias dudas, entre ellas la de circular en vehículos durante las primeras horas de la noche.

El decreto nacional obliga a todos a permanecer en sus casas desde las 0 hs y hasta las 6 de la mañana, pero el gobierno provincial innovó con una medida de prohibir la circulación en vehículos desde las 21 hs, hace 15 días y eso tenía vigencia hasta este fin de semana.

Pero el gobierno decidió ampliar esa prohibición y hasta el 21 de mayo solo se podrá andar en autos y motos desde las 6 de la mañana y hasta las 20 hs. Esto es una hora menos que lo que estaba en vigencia hasta hoy.

Esto obligará a todos los ciudadanos a tener que cerrar los comercios al menos media hora antes para poder volver a casa sin tener que pasar un mal momento con la policía o los inspectores municipales.