El norte santafesino le pide al Gobierno que revea las restricciones



Fuente:LT10

Tras una reunión del Comité de Emergencia del departamento San Cristóbal, elaboraron un documento donde aseguran que los municipios y comunas no fueron consultados sobre las nuevas medidas.

Tras una reunión del Comité de Emergencia por el Covid-19, las localidades del departamento San Cristóbal piden al gobierno provincial que se revean las restricciones dispuestas desde el pasado sábado.

El encuentro fue encabezado por el senador por el departamento Felipe Michlig y el diputado Marcelo González con la participación de intendente, presidente comunales y concejales de 24 de los 32 distritos del departamento. En la oportunidad emitieron un documento donde aseguran que las nuevas disposiciones no fueron consultadas con los municipios y comunas.

En diálogo con LT10, Felipe Michlig señaló que las medidas los tomaron por sorpresa y “no están en sintonía con una realidad preocupante”.

Como el cierre de clubes, que además de afectar económicamente a las entidades. También, impacta en los niños y jóvenes que no pueden asistir “a lugares donde tienen protocolos para actuar y bajar los riesgos de contagio”, manifestó.

Por el contrario, consideró que esto expone a esa población al tener que reunirse en otros lugares sin los cuidados necesarios.  Es por eso que “hemos solicitado al poder Ejecutivo que revea todas estas medidas”, aseveró.

Por otro lado, manifestó su preocupación al ver que desde Provincia no utilizan las herramientas al alcance.

“Hemos votado un fondo de 3000 millones de pesos para asistir a municipios y comunas por la pandemia y solamente han distribuido 900 millones”, apuntó.

 

Contra las restricciones provinciales  

En esta línea, los municipios de Ceres y San Guillermo manifestaron que no acatarán el decreto provincial

Por un lado, la intendenta de Ceres Alejandra Dupouy no adherirá al cierre de los clubes para entrenamientos, no obligará a cerrar los gimnasios –sí que los mismos trabajen al 50%-, ni tampoco apoyará el cierre de templos e iglesias para misas, que ya tienen instaurados protocolos como el 30% de asistentes.

Mientras que el municipio de San Guillermo, a través de su intendente, Romina López, también anunció que “no se va adherir al último decreto provincial, por considerarse innecesarias las medidas dictadas, que además no van acompañadas de ayudas económicas”.