El Gobierno define restricciones más duras



Las nuevas restricciones están al caer. El anuncio programado para el viernes podría adelantarse y consistiría en al suspensión de las clases presenciales y menos circulación. La provincia anunciaría medidas entre hoy y mañana para bajar los contagios.

El Gobierno de Santa Fe anunciará en las próximas horas una batería de nuevas medidas para bajar los contagios en la provincia, en el marco de un sistema de Salud sin capacidad de respuesta.

Este lunes, el gobernador Omar Perotti mantuvo sendas reuniones con intendentes y máximos referentes sanitarios. Mientras los mandatarios locales reafirmaron su compromiso hacia la Provincia, los especialistas comunicaron la necesidad de ir a una fase más estricta.

En primera instancia, se analizaría la posibilidad de suspender las clases presenciales, aunque fuentes de la Casa Gris indicaron que las definiciones se tomarán luego de las reuniones con expertos y otros intendentes este martes.

«Estamos escuchando los pedidos de restricciones para trabajar en disminuir la tasa de contagios porque la respuesta del sistema de salud está absolutamente en su límite máximo, ya no hay más capacidad de atención», advirtió ayer la ministra de Salud de la provincia.

En un contexto crítico, se oyó el enconado pedido de autoridades y personal de salud, sacudidos por la ocupación total de camas críticas y el sostenido nivel de contagios.

A la suspensión de las clases en todos los niveles, en principio, por diez días, podría sumársele el cierre de la gastronomía por la noche, la suspensión de actividades recreativas y deportivas, como también, la delimitación de un nuevo tope a la circulación vehicular.

«Estamos transitando un momento muy cercano al colapso sanitario y esto va de la mano con que en los últimos 14 días también se ha aumentado el número de camas, exactamente 50 camas ventiladas en toda la provincia. La situación ha llevado a la alta ocupación de la mismas, que tiene que ver con una gran agresividad del virus, mayor cantidad de días de internación y población joven afectada», dijo Martorano.