Suspensión de clases y un posible adelantamiento de las vacaciones de invierno



«Mientras haga falta cuidar la vida de todos y que la escuela trabaje a distancia para contribuir a la disminución de la circulación de personas, lo vamos a sostener», aseguró la ministra de Educación.

El Gobierno provincial confirmó este martes la suspensión de clases presenciales en todos los niveles para los departamentos La Capital, Rosario y San Lorenzo, como también, en las localidades de Rafaela, Villa Minetti y María Teresa.

La ministra de Educación, Adriana Cantero, afirmó que el plazo de la medida estará determinada por la evolución epidemiológica en la provincia. En tanto, durante este período, los edificios escolares permanecerán abiertos con concurrencia del personal directivo y docente para mantener el vínculo pedagógico organizados por equipos mediante el espacio virtual o de consultas en pequeños grupos con distribución de materiales impresos, mientras que los servicios asistenciales a los alumnos se suministrarán conforme las modalidades que operaban bajo el mismo formato no presencial.

La necesidad de bajar la circulación ante el aumento descontrolado de casos de coronavirus es la que impulsó la idea de suspender la presencialidad en todos los niveles, algo que finalmente se concretó este martes. Incluso, fuentes del Ministerio de Educación barajan la posibilidad de adelantar las vacaciones de invierno en este ciclo lectivo 2021 como una forma de dejar las aulas vacías al menos por las próximas dos semanas, que será el plazo en el que los especialistas esperan que baje la curva de contagios y se alivie el sistema sanitario.

Por su parte, representantes de los gremios AMSAFE y SADOP manifestaron su postura de profundizar las restricciones y evitar la presencialidad en los establecimientos educativos de nivel inicial y primario, tanto públicos como privados.

«Mientras haga falta cuidar la vida de todos y que la escuela trabaje a distancia para contribuir a la disminución de la circulación de personas, lo vamos a sostener. Pero siempre con la mirada puesta en la presencialidad, ni bien sea posible», destacó Cantero.