«Estamos trabajando al límite», afirmaron desde el hospital



El director del Hospital Regional Reconquista, Juan Carlos Zanutti, describió la situación alarmante que atraviesan.

El COVID-19 golpea con fuerza el norte provincial. La situación es muy preocupante y cada vez son más los contagios, sumado al agotamiento del personal de salud. «Estamos trabajando al límite, en algunos momentos sin camas libres, pero a pesar de las dificultades estamos trabajando bien. En la noche de este sábado había tres camas libres y a la mañana no había ninguna», sostuvo el director del Hospital Regional Reconquista, Juan Carlos Zanutti.

 

Explicó que de la situación del momento, depende si reciben o no derivaciones de otras regiones. Tres eran los pacientes recientemente llegados de otras localidades que ocupaban camas de terapia en Reconquista; y aún así quedaban tres camas disponibles. En la sala intermedia de COVID adultos montada especialmente en el Hospital Reconquista, estaban ocupadas 19 de las 22 camas disponibles.

Cascos Helmet

Zanuttini destacó que la llegada de los Cascos Helmet fueron fundamentales para liberar terapia intensiva. Son una especie de «escafandra» que sirven para ventilar a un paciente de forma no invasiva, sin necesidad de intubación endotraqueal.

Son sellados al cuello del paciente y la circulación de aire y oxígeno dentro del mismo es cerrada, así se disminuye el riesgo de contagio del personal que atiende a las personas. Además, no necesita de intubación ni sedación, por lo que permite mayor movilidad y comodidad.