El Gobierno evalúa la evolución epidemiológica en la provincia



La Casa Gris aguarda el diagnóstico de los especialistas para definir qué pasará con la actividad económica en Santa Fe.

Este viernes será un día clave para conocer cómo continuará la vida de los santafesinos a partir del lunes. La ministra de Salud, Sonia Martorano, adelantó que hoy se realizará la revisión de los números epidemiológicos y se elevarán las recomendaciones desde la cartera sanitaria con mira a las futuras restricciones en la provincia.

Se espera que, como ocurrió la semana pasada, el sábado se anuncie la continuidad de la actual modalidad de convivencia. De hecho, durante la presentación del dispositivo Detectar Federal en la ciudad de Santa Fe, Martorano adelantó que «probablemente continúen las mismas restricciones, aunque todo está sujeto a estudio», reconoció.

«Nosotros sanitariamente, obviamente, somos más propensos a generar restricciones y a generar conciencia ciudadana. Yo vengo sosteniendo, más allá de que se pueda trabajar en el marco de un protocolo, es necesario evitar en este período toda socialización. En ese sentido, por supuesto que van a seguir ese tipo de restricciones», expresó la ministra.

«Tenemos que mirar la incidencia (número de casos cada 100 mil habitantes en los últimos 14 días). Toda la provincia tiene por encima de 500; especialmente, La Capital y Rosario tienen números altísimos. El segundo índice es la ocupación de camas que estamos muy por encima del 80 por ciento», definió.

Si bien primaría en el Gobierno la voluntad de extender las actuales medidas, toman fuerza las voces que apelan a restricciones más duras y que instan retornar a la situación que rigió durante toda la semana pasada y que implicó una suerte de fase uno morigerada.

Miembros del gabinete de Perotti advirtieron que, por la evolución epidemiológica, la provincia debería regresar al decreto nacional, que habilita solo trabajos esenciales y restringe la movilidad a expresamente la de cercanía.