«Evaluamos aumentar la carga de cursado, no el dictado los fines de semana», indicaron desde Educación



Fuente: Sin Mordaza

El secretario de Educación de Santa Fe puso paños fríos a la posibilidad que las clases se extiendan a los días sábados y feriados.

“La ministra dijo que se está pensando en fortalecer el cursado para el segundo semestre, lo que quiere decir, incorporar más horas a la jornada escolar y que empecemos a pensar otras alternativas, pero el Ministerio no está mencionando ni feriados ni sábados, sino llevar el cursado, que hoy es de tres horas cuarenta y cinco, a cuatro o cinco horas, por ejemplo”, dijo anoche el secretario de Educación de Santa Fe Víctor Debloc a Cadena OH!.

Según el funcionario, la posibilidad de extender el cursado escolar surgió de la interpretación de los medios y no desde el seno de la cartera educativa. Su titular, Adriana Cantero, había advertido sobre la posibilidad de “robustecer” el cursado y adoptar otro sistema para cada nivel, lo que fue entendido como el puntapié para el dictado durante los fines de semana.

Ante este panorama, los gremios docentes de la provincia rápidamente salieron al cruce. Desde el sindicato que nuclea a los profesionales de las escuelas de gestión privada (SADOP) afirmaron que “el ministerio retrocede en las propias decisiones educativas y descalifica incluso las formas, el cronograma y los parámetros por ellos establecidos. En el mismo sentido, se podría decir que si existe la necesidad de «robustecer», lo que se admite de manera implícita es el fracaso de las medidas instrumentadas por la propia cartera provincial”.

En la misma línea, AMSAFE indicó que, “ante la circulación en distintos medios de comunicación de dichos de la Ministra de Educación sobre clases los sábados y feriados, rechazamos cualquier intento de modificar condiciones de trabajo de las y los docentes. Pedimos responsabilidad de parte de las autoridades y reconocimiento de la inmensa tarea realizada por las y los educadores en contexto de pandemia“.

En este contexto, Cantero advirtió que el Ministerio no tiene “previsto el adelantamiento del receso invernal”, aunque destacó que la situación epidemiológica implica «una dinámica tan grande, que impone el análisis constante” de todas las opciones.